Opinión

Defraudados por Jumping Clay pelearán juntos sus derechos

 
1
 

 

Jumping Clay. (http://www.jumpingclay.mx/)

El pasado viernes publicamos el caso de poco más de 12 defraudados por la franquicia coreana Jumping Clay. Se trata de un incidente en el que los empresarios mexicanos pagaron la franquicia en años anteriores recientes y se les suspendieron sus derechos dejándoles de abastecer de mercancía para operar bajo el argumento de que eran “piratas”.

Con el tiempo, el dueño de la franquicia en Corea supo accidentalmente lo que estaba pasando en México. Presumiblemente el mexicano a quien dejó encargado la venta de las franquicias no le habría reportado las adquisiciones quedándose con el dinero de las operaciones.

Ya en pleno conocimiento del asunto, este empresario de Corea tomó el camino más fácil: no negociaría con los mexicanos hasta que no pagaran de nuevo su franquicia o al menos parte de ella.

Todo indica que evitó demandar a quien presumiblemente le vio la cara pretendiendo con ello que los mexicanos hicieran dobles pagos. Le hizo la vida fácil a quien le defraudó complicándole la existencia a quienes fueron como él, sorprendidos.

Lamentablemente nada han podido conseguir los defraudados por Luis Arguelles, quien fue encargado de guiar los destinos de la Jumping Clay en México.

Luis, personaje muy bien ubicado en el mundo de las franquicias mexicanas, llegó a ocupar una vicepresidencia en la AMF (Asociación Mexicana de Franquicias), cosa que a los quejosos les fortalece la creencia de que en la AMF se supo y se consintió el que se estuvieran vendiendo franquicias de la Jimping Clay sin que estuvieran soportadas por la matriz coreana.

El caso es que el asunto tomó fuerza a niveles que parecen ubicar a los quejosos en mayores posibilidades de que su asunto sea resuelto de la mejor manera posible.

Un intermediario cercano a Universo Pyme, empresario también y relacionado con el mundo de las franquicias en México, ha aceptado intermediar para que la AMF dialogue con una comisión de los defraudados con la idea de abrirles la puerta para que la matriz coreana acepte reconocerles sus derechos como franquiciatarios y que actúe como debió haberlo hecho desde un inicio: reconocerles a los compradores sus derechos y demandar a quien presumiblemente le defraudó.

El titular de la Jumping Clay está cerca de venir a México y sería buen momento para que este asunto encuentre final ( y ojalá feliz para los quejosos).


No aceptar la vía del diálogo sólo endurecerá la posición de quienes hasta ahora sienten perder su dinero. Cada uno realizó inversiones entre 400 y  750 mil pesos.

Si la sensatez interviene en esto, la AMF no puede negarse a dialogar con los mexicanos por ser mexicanos y por tener papeles que acreditan que hicieron la compra de la franquicia coreana.

Tiene la AMF autoridad moral para sentarse con la parte propietaria de la Jumping Clay para invitarla a seguir con el procedimiento lógico: reconocer la propiedad de lo adquirido por los mexicanos y proceder de otra manera con quien le representó en México durante ese período negro de la franquicia: o lo demanda o le concede oportunidades para que regularice la situación para evitarle un daño mayor y los líos derivados del pleito legal.

Como sea, lo que es necesario es que se reconozca a los mexicanos lo que es suyo: la franquicia para ser explotada en varias ciudades de este país.

Mientras tanto, si es que cabe la razón en esto, parece increíble que con los antecedentes que se conocen perfectamente la firma Alcazar siga vendiendo la franquicia en México o que la AMF le siga concediendo piso a la franquicia durante las exposiciones relativas a las franquicias. No podemos consentir que esa firma tenga espacio en la economía mexicana hasta que no solucione su situación en nuestro país.

¿Acaso la AMF facilitaría a una franquicia mexicana que haga “cochupos” en el extranjero? Le facilitaría pisos y promociones a sabiendas de que está defraudando a extranjeros incautos? No me parece.

En esa misma línea uno pensaría que si no lo permitiera de los mexicanos en el extranjero, menos de los extranjeros que vienen al país a verle la cara de tontos a empresarios mexicanos, cosa doblemente inaceptable.

O usted, ¿qué opina?

Correo: direccion@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
Franquicia coreana deja estela de defraudados; pretende borrón y cuenta nueva
¿Dónde hacer nacer las empresas?
2016: ¿Más complejo de lo complejo que se contemplaba para las Pymes?