Opinión

Definirá PAN preponderancia por sector o por servicio

A partir de mañana se dará el padre de los debates; el del dictamen de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones.

Son tantos y tan complejos los intereses involucrados, que hasta el momento sólo el PRD se ha manifestado, como fracción, porque en las secundarias se determine la preponderancia de una empresa por servicio y no por sector.

La diferencia entre una definición y otra se puede traducir, simple y sencillamente, en miles de millones de dólares anuales.

Si la preponderancia se declara por sector, se tendría que sumar los servicios que prestan las empresas dominantes en radiodifusión, es decir, en televisión abierta y radio, en AM y FM; ninguna empresa en México suma más de 50 por ciento del mercado nacional sumando esos dos servicios.

Pero si se declara la preponderancia por servicio, es claro cuáles son las empresas que dominan el mercado nacional de telefonía móvil, internet, televisión abierta, telefonía fija y televisión restringida o de paga.

El PAN llega con una posición aparentemente dividida, a pesar de que el presidente del partido, Gustavo Madero, se pronunció “a título personal’’, por declarar la preponderancia por servicio.

Al final de cuentas, serán los panistas los que inclinen la balanza a favor o en contra de cualquiera de las dos opciones.

Y esto, porque como ya lo explicamos en entregas anteriores, el PRI y el Verde suman 61 de los 65 votos que se requieren para aprobar por mayoría las leyes a discusión, considerando un escenario en el que participen los 128 senadores.

Si, como ocurre, alguno se enferma, anda de viaje o deprimido en su casa por la derrota de la Selección Nacional de Fútbol, se requerirá 50 por ciento más uno de los legisladores presentes en la sesión.

El PRI, por su parte, prometió en voz de su coordinador en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, que la legislación secundaria en telecomunicaciones “estará apegada a la reforma constitucional, sin perder de vista lo fundamental: la libertad de expresión, a la información y el conocimiento y atenderá inquietudes de la sociedad civil como lo es el acceso a internet y a la banda ancha’’.

Pero hasta hoy, formalmente, ningún priista se ha decantado porque la preponderancia –alma de esta tan comentada y promovida columna–, deba ser declarada por sector o servicio, quizá a la espera de la instrucción principal.

A ver.

* * * *
El próximo domingo 6 de julio se realizarán las primeras elecciones de este año en Coahuila y Nayarit.

Como es sabido, el PRD y el PAN hicieron un frente común para denunciar la participación nada escondida del gobernador de Nayarit Roberto Sandoval, quien acusó a los candidatos de la oposición de estar financiados por grupos de la delincuencia organizada.

En respuesta a esta denuncia, ayer la líder de la CNOP y suspirante a la candidatura del PRI a la gubernatura de Nuevo León, Cristina Díaz Salazar, aseguró que el tricolor “no caerá en provocaciones y se consolidará como la primera fuerza política del país’’.

La también senadora manifestó que las acusaciones del PAN y PRD “sólo son producto de su nerviosismo y desesperación para justificar desde ahora ante los electores, su inminente derrota en los comicios’’.

Como sea, lo que el país no quiere es que las elecciones estatales se contaminen con las discusiones nacionales. O al revés. Ya sabe, que vuelvan las “concertacesiones’’.

* * * *
La Asamblea Legislativa aprobó el fin de semana pasado la propuesta de la diputada Ariadna Montiel Reyes para reformar el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Distrito Federal a fin de garantizar la paridad de género en el ámbito de lo legislativo y delegacional.

Con las fórmulas planteadas en el artículo 293 del Código Electoral del Distrito Federal  se busca que la próxima legislatura se integre con 33 diputadas y 33 diputados y que las candidaturas a las 16 delegaciones políticas también se distribuyan equitativamente, es decir, 8 para hombres y 8 para mujeres.

Órale.