Opinión

Define tus miedos en lugar de tus metas

      
1
    

     

Lista de metas y miedos financieros. Shutterstock

A cualquiera le preocupan las noticias: inflación, aumento en tasas de interés, menos crecimiento económico, insuficiencia futura en las pensiones, perspectivas negativas por el entorno internacional, la inestabilidad del tipo de cambio, etcétera. Esto, aunado a las dificultades personales, llega a generar angustia.

Ya había comentado que un cierto nivel de estrés conduce a la corrección y prevención, pero debemos evitar el miedo paralizante que provoca ansiedad y nos aleja de la salida.

Es similar a los niños que les aterroriza un ruido en la noche; lo asocian con monstruos o seres de otro mundo. La solución está en averiguar de dónde viene el sonido y darse cuenta que hay una explicación lógica y una manera de detenerlo o aminorarlo.

En el caso de los problemas financieros es lo mismo; para enfrentarlos, el paso inicial es reconocer cuáles son los que quitan el sueño. Por ello recomiendo una plática de TED que da origen al título de esta colaboración “Por qué deberías definir tus miedos en lugar de tus metas" de Tim Ferris.

Revisemos las sugerencias de Ferris:

1.- En un hoja describe lo que te da miedo y estás esquivando. En la primera columna expresa con exactitud en qué consiste y en la siguiente encuentra cómo es posible prevenirlo con tareas concretas. En la tercera, averigua la forma de repararlo; es decir, las acciones a realizar para la solución.

2.- En otra página, determina cuáles serían los beneficios de poner manos a la obra en ese problema, pues dará la fuerza para emprender. Dice Ferris que se trata de identificar los logros a esperar.

3.- Por último, expón los costos de la inacción y plantéalo en un horizonte de tiempo de seis meses a tres años, para estar conscientes de la relevancia de activarnos al respecto.

Es probable que de la lista de miedos algunos queden minimizados y sólo con tenerlos aclarados ayude a evitarlos; como el niño que escucha ruidos extraños. En contra partida, los temores verídicos pueden enfrentarse con oportunidad.

Termino con el corolario de la charla mencionada: “Así que les animo a preguntarse: ¿Dónde en sus vidas en este momento podría ser que definir sus miedos sea más importante que definir sus metas? No olvidemos el mensaje de Séneca: A menudo sufrimos más en la imaginación que en la realidad”.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Sabías que la vida financiera es un trueque constante?
¿Quieres saber cómo evitar que te defrauden?
Sal de vacaciones sin dañar tus finanzas