Opinión

Defensores del libro y la decencia

1
 

 

Chuayffet con disposición abierta para solucionar problemas del IPN

Los libros son los libros, son los libros, son los libros. El corazón simple de Gil pregunta al viento: ¿para qué sirve la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana? Respuesta: para nada. Nada de nada. Don José Ignacio Echeverría pronunció una alocución durante la inauguración (ción-ción) de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería; el hombre devanó sus sesos y dijo: “las instancias del gobierno federal responsables de la marcha económica del país deben dejar ver en la educación un gasto, porque es la mejor inversión que el país puede hacer”.

Don Nacho, no fustigue usted el presupuesto educativo que alcanza miles y miles de millones de pesos y mejor explíquenos para qué sirve la cámara que usted preside. La explicación sería muy breve: señoras y señores, la cámara que presido no sirve para maldita la cosa. Ahora mal, si dos o tres editores en toda la forma le explican a Gil las bondades de la Cámara Nacional de la Industria Editorial, Gamés se arrodilla y pide perdón. ¿Quién dijo yo?

Un defensor del libro
Gran noticia: en el acto de inauguración de la Feria del Libro apareció Chuayffet. ¡Milagro!, gritaban los editores, ¡milagro! Sí, hay en México un secretario de Educación. Minutos después, los encargados de la comunicación social de saber Dios qué rayos y centellas le dijeron a Gilga que ese secretario es en realidad un actor. La Secretaría de Educación Pública es un gran arte dramático. Que si los libros, que si la abuelita de Batman. Olvídense, la Caniem no sirve y la SEP no existe. Kikosas.

El presidente de la Caniem da discursos aquí, allá, acuyá. No cesa de hablar del libro, de la educación, de la patria, y luego duerme largas horas, qué dice Gil horas, días, qué dice Gil días, semanas, qué dice Gil semanas, meses. Y de pronto despierta con tremenda energía y riájale: el gobierno debería gastar, bla, bla, bla, bla. Ah, que don Nacho. ¡Hey!, don Nacho, ¡despierte!

Decencia
Gamés lo leyó en La Silla Rota: los diputados de Nuevo León acordaron solicitar a los 51 municipios de su estado la supervisión cuidadosa a la entrada de los cines donde se exhibe Cincuenta sombras de Grey para evitar que entren menores. Diputados del PRI y del PAN se mostraron preocupados por tan importante asunto y aprobaron la propuesta de petición a los ediles. De paso, también pídanles a los ediles que no se vendan al narco, que no le metan mano al arca, en fon.

Juan Guajardo, legislador del PRI, que vio la película acompañado de su señora esposa, dijo que muchas jovencitas entraban al cine sin verificar su mayoría de edad. Gamés reconoce de inmediato cuando un legislador pretende actuar como un padre autoritario: Me regresan a las diez y media o arde Troya; no me van a ese cine donde pasan películas de perdición.

La diputada panista Carolina López Garza desgarró sus vestiduras y casi quedó desnuda. No es cierto, sólo las desgarró en un sentido figurado: "Carolina, dice la diputada que le preguntaron las jóvenes escandalizadas, dime qué les digo a mis amigas, qué hago. Creen que esto es normal cuando no lo es". Cruz, cruz, que se vaya el diablo y que venga Jesús. ¿Deben los legisladores intervenir en la vida privada, en las prácticas íntimas de los ciudadanos? No, no y no.

El diputado Guajardo escandalizado: “había muchos jóvenes que no aparentaban la mayoría de edad, y en la taquilla les vendían boletos sin pedirles ninguna identificación. No hay control de parte de los dueños de los cines”. Las sales para el diputado Guajardo. Diputado, antes de que pase otra cosa, cierre los ojos; usted también, diputada. ¿Ya los cerró? ¿Y que siente? Aigoeeei.

Sí. Los viernes Gil toma la copa con amigos verdaderos. Mientras los camareros traen las bandejas que soportan el Glennfiddich 15, Gamés pondrá a circular la máxima de Fernando de Rojas por el mantel tan blanco: “Del pecado lo peor es la perseverancia”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Señoras muy felices
Manzanas
Vete a ver Hughes