Opinión

Debe ser motivo de preocupación

24 noviembre 2016 5:0
 
1
 

 

Trump

Mucho se ha escrito sobre el impacto en México de la llegada de Trump a la presidencia de los Estados Unidos y que bueno, porque solo la discusión de ideas nos permitirá tomar una perspectiva adecuada. Yo me incluyo entre los que piensan que es una muy mala noticia y espero que los funcionarios que desde la administración pública están muy optimistas no se la crean y se preparen para fijar reglas en la negociación que disminuyan la incertidumbre.

Independientemente del impacto que va a tener el famoso muro en la relación que tenemos con nuestros vecinos del norte, los impactos más evidentes van a estar en la deportación de connacionales y en la incertidumbre de una posible renegociación del Tratado de Libre Comercio.

Respecto a este último tema, la preocupación es doble, por un lado esta nuestra dependencia del mercado de los Estados Unidos en nuestras exportaciones, aspecto que no tiene que ver con el Tratado de Libre Comercio, ya antes del TLC nuestras exportaciones estaban concentradas en ese mercado. En 1993 el 82.6% de nuestras exportaciones tenía como destino Estados Unidos, porcentaje similar al registrado en el 2015, 81.1%. Algo similar se observa cuando solo analizamos las exportaciones no petroleras, 85.7 y 82.6% en 1993 y 2015 estaban dirigidas al mercado de nuestro vecino del norte. Así era antes, así es ahora y en mi opinión, así será en el futuro, con o sin TLC, con o sin renegociación.

Por otro lado debemos reconocer que lo que si cambio y cambió dramáticamente fue nuestra apuesta por un modelo basado en la apertura de la economía. Un indicador frecuentemente utilizado para medir la apertura de una economía es la relación entre el comercio internacional de mercancías (exportaciones + importaciones) y el Producto Interno Bruto.

En 1993 este porcentaje era de 23.7 % para nuestro país, similar al de América Latina (22.7 %) e inferior al de los países de la OCDE (26.4 %) y del mundo (29.9%). La situación es totalmente distinta en el 2015. El año pasado la relación del comercio internacional respecto del PIB fue de 68.7% para México, muy superior al de América Latina (38.5%), al de la OCDE (43.2%) y al del mundo (45.0%). Solo para contrastar vale la pena observar que en los Estados Unidos el porcentaje en el 2015 fue de 21.2 % y en Brasil de 20.8 %.

En un escenario de esta naturaleza un cambio en las reglas del juego del comercio como las que está planteando Trump debe ser motivo de preocupación.

El autor es profesor asociado del CIDE.

También te puede interesar:

No nos olvidemos de la corrupción cotidiana

Algo estamos haciendo mal

Hacia una estimación más realista de la distribución del ingreso