Opinión

¿De verdad conocen
al PRI?

 
1
 

    

Ochoa. Antes de que termine el año se sabrá si César Duarte y Borge siguen en el PRI. (Especial)

Le pregunté a uno de los priistas que más respeto, por qué decidieron que José Murat Casab fuera el dirigente de la Fundación Colosio en lugar de dirigente de la CNOP, como se había dicho. Su respuesta es inolvidable: una serie de elementos digitales (videos, tuits y hasta memes) que se referían a esta burda decisión del PRI, sin necesidad de un solo comentario más.

Pero si hubo crítica cuando se dio a conocer que el exgobernador de Oaxaca sería el secretario general de la CNOP, cuando se supo que va a la Fundación Colosio la reacción fue inmediata; no tardaron en recordar que José Murat fue uno de los responsables de que Luis Donaldo Colosio fuera a Lomas Taurinas, donde fue asesinado.

Y también esto me recordó una plática con alguien que tiene una cartera en el tricolor, quien me dijo que Murat y los demás cambios en su partido contaban con el apoyo de los priistas y que yo estaba equivocada y hablaba sólo con algunos, de los cuales me dio los nombres, que prefiero no mencionar.

Pero el tiempo definió. Parece que a este nuevo PRI de Enrique Ochoa se le olvidó este pequeño detalle al tomar una decisión de esta envergadura: poner en la Fundación Colosio a quien algo tuvo que ver con la decisión de llevar al extinto candidato presidencial a Lomas Taurinas.

Y simplemente sería bueno que este PRI recordara que en una de sus comparecencias ante el Ministerio Público federal, el general Domiro García Reyes, en ese entonces comisionado de seguridad del candidato presidencial del PRI, declaró que uno de los estorbos que resintió la logística fue el priista candidato a senador por Oaxaca, José Murat Casab.

Y de acuerdo con la revista Proceso, Juan Maldonado Pereda declaró que el “cambio hacia la colonia de Lomas Taurinas fue una decisión del CEN, según lo expresado por José Murat Casab, quien sostuvo que lo había instruido el presidente del partido y el propio candidato”.

Pero además, con esta designación, se recordaron sus compras en Estados Unidos, en donde se asegura que su familia es dueña de seis inmuebles, y su autoatentado.

Está bien que Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, y Enrique Ochoa fueron roommates en Estados Unidos, y que José Murat apoyó a ambos, pero, de verdad, ¿había necesidad de esta designación? Como comentaron en las redes sociales: es karma.

CONTINÚAN LOS AUTODESTAPES

Y de verdad parece que en el PRD no hay consciencia de su situación; mientras la bancada en el Senado pelea con el partido, cada día reiteran sus autodestapes los perredistas en el poder.

Ayer le tocó el turno a Graco Ramírez, como si la delincuencia estuviera tranquila en su estado y no hubiera recibido tantas críticas a su gobierno.

Pero también en el PRI se mueven algunos en forma embozada, como el secretario de Agricultura, José Calzada, quien está en la portada de Sonora Pública, con una gran foto y la frase: ¡Presidenciable! Los resultados lo avalan. Vaya dispendio.

OJALÁ TOMEN EN CUENTA A LOS PRIISTAS 

Una vez más el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruíz, envía una carta al presidente del PRI, Enrique Ochoa, en la que le pide la democratización de la elección de candidatos por medio del voto de militantes y simpatizantes.

Además propone que para acabar con la corrupción se le declare como delito grave, con penas de hasta cadena perpetua y que nadie se inimputable, incluido el presidente de la República.

También pide que el PRI reconozca que el modelo neoliberal no ha funcionado y que más de 60 millones de pobres lo prueban. Esperemos que la dirigencia priista abra sus sentidos y escuche a sus correligionarios.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
Verdades de comadres
Urge reformar la política social
La bancada de Morena