Opinión

De pocos amigos


 
 
La decisión del number one de Los Pinos de cesar a su procurador de defensa del consumidor, Humberto Benítez Treviño, como consecuencia del tristemente célebre y escandaloso caso de la #ladyProfeco, demostró que el presidente, efectivamente, 'no tiene amigos'.
 
Y de qué le servirían si más que un respaldo a su gestión, se convierten de pronto en pesados, como ocurrió con uno de sus más cercanos colaboradores, y se mostró que el servicio público no tiene nada que ver con desplantes de poder.
 
De eso nos cansamos en la etapa del viejo PRI, aunque también nos hartamos con expresiones muy parecidas cuando el PAN estuvo en la Presidencia. Hay muchos coludos por ahí.
 
Fue un acierto, que lejos de costarle al number one de Los Pinos, lo muestra como un político congruente.
 
Aunque, claro, no faltó la receta Iodex en esta historia; 'el trancazo y la sobadita'. Primero vino el anuncio de Miguel Ángel Osorio Chong del cese, pero también el reconocimiento implícito a la carrera de Benítez Treviño. Caro le salió el berrinche filial. Otro caso en el que Enrique Peña demostró que los cuates y la responsabilidad de gobernar no se llevan, es el de la maestra Elba Esther Gordillo. ¿O no?
 
Llamaradas de petate
 
Los panistas michoacanos se alborotaron y anunciaron que solicitarían la desaparición de poderes en la entidad, dijeron que la iniciativa la apoyaba la hermana del expresidente Felipe Calderón, Luisa María Calderón, pero no, sólo quedó en llamarada de petate.
 
La senadora se desmarcó de Jorge Luis Preciado Rodríguez y de Salvador Vega Casillas, quienes afirmaron que llevarían la propuesta en escuadrón.
 
El punto de acuerdo nunca llegó a la tribuna de la Permanente, Luisa María Calderón se dijo respetuosa de la perspectiva de Vega Casillas -exsecretario de la Función Pública- y manifestó que la situación del estado preocupa, pero antes de pedir nada, debe analizarse el tema a profundidad.
 
Y, de acuerdo con la versión del reportero Arturo Estrada, la senadora expresó que "es tiempo de sumar, de construir entre las distintas fuerzas políticas, de buscar de manera institucional una salida y de trabajar para hallar soluciones a temas que exigen atención inmediata, como la inseguridad, la educación y los problemas financieros".
 
Como se ve, nada parecido a lo que anticipaban los panistas.
 
El senador priista Ascensión Orihuela Bárcena coincidió con Calderón en que lo que requiere la entidad no es el debilitamiento institucional, sino el compromiso de hacer frente a los problemas, apoyados por la Federación.
 
Madruguetes y coletazos
 
El PAN tuvo una semana muy complicada. Cuando Gustavo Madero ya había logrado que se aprobara el adéndum para blindar los programas sociales de intereses electorales, los emisarios del pasado -en este caso César Nava- le echaron a perder el buen humor.
 
Aunque los panistas del ala calderonista seguían tronando contra la decisión de Madero de apuntalar el Pacto por México, el líder panista preparó el escenario para adelantarse a otros asuntos como la presentación de la iniciativa de la reforma política.
 
Pero la presentación la echó a perder Nava y su pésima reputación como servidor público cobijado por el calderonismo.
 
Y aunque Nava hizo su deslinde de las acusaciones desde la trinchera de los comunicados, el sospechosismo lo cubrió todo. Ya ni para dónde hacerse.
 
Lavaderus est
 
** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
 
1) Una de las voces más autorizadas en el tema jurídico, es la del ministro Juan Silva Meza, quien abogó por hacer realidad el Código Procesal Penal Único en todo el país. Las razones, porque fortalecerá el Estado de derecho, dado el inherente respeto a los derechos humanos y sus garantías, que se procurarán por medio de sus normas.
 
Silva Meza participó en un foro organizado por la UNAM, donde dijo que este mecanismo no es ocioso pues México, junto con Estados Unidos, constituyen las excepciones de estados federados que no cuentan con una legislación penal aplicable en todo su territorio.
 
A la fecha, existen 33 códigos penales y procesales que corresponden, uno a la Federación, 31 a las entidades federativas y uno al Distrito Federal. Otro tema es el de los juicios orales. Hay una enorme dispersión, dice el ministro. Hay estados en los que se considera a un delito como grave y el mismo en otra latitud no. Y de las penas o sanciones, mejor ni hablar.
 
2) El encuentro de los integrantes del Consejo Rector del Pacto por México con la disidencia magisterial fue una jugada política de fantasía, pues despresurizó un conflicto que parecía desbordarse y dimensionó el sector sindical con más fuerza en el país, el de los maestros.
 
Hubo respuesta para los dos grandes bloques magisteriales. El primero que se reflejó en la negociación salarial que impacta por igual a los maestros, sean del SNTE o de la CNTE. Pero, quizás el paso más interesante fue lograr instalar una mesa de diálogo con la disidencia. Los dirigentes de los partidos le dieron certidumbre al encuentro. Lo que hace falta es que ya no abandonen las aulas para ejercer presiones políticas, y luego nos quejamos de que somos un país de reprobados.
 
** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
 
-El GDF respondió a una petición del Infodf y aseguró que en la toma de protesta de Miguel Ángel Mancera en el Auditorio Nacional no tuvo costos para el gobierno capitalino. ¿O sea que todo fue de traje?
 
 
Twitter.com/@Chucho_Sanchez
jsanchez@elfinanciero.com.mx
Blog: LavaderusEst.Mx