Opinión

De Panamá a Pakistán, divulgando el mensaje
de Silicon Valley

   
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
  

  

Branson 23 de julio 2015

Pregunta: Como parte de mi trabajo con Seedstars World, una competencia internacional de empresas emergentes enfocada en encontrar a los principales emprendedores en mercados emergentes, viajé a 35 países en diez meses para conocer emprendedores y ayudarles a hacer crecer sus negocios.

Mis colegas y yo hablamos con personas en empresas emergentes increíbles, como una en Sudáfrica que produce una alarma contra incendios barata para los residentes de barrios pobres u otra en Dubái que produce un sistema de traducción en tiempo real para personas con discapacidad auditiva, o en Indonesia, una empresa emergente que desarrolla un alimentador de peces inteligente para acuicultores.

Los fundadores en estos mercados emergentes siempre hacen las mismas preguntas:

__¿Cómo encontrar financiamiento?

__¿Cómo pueden llevar la mentalidad innovadora y emprendedora de Silicon Valley a su país?

__¿Cómo pueden convencer a los gobiernos locales de dar más apoyo a los emprendedores?

Significaría mucho para los emprendedores en todo el mundo si usted pudiera compartir parte de su conocimiento sobre estos temas.

Julien Berthomier.

Julien, es grandioso escuchar que estás yendo ahí y conociendo a la gente. Nada supera a las experiencias de la vida real, y es evidente que has conocido a algunos emprendedores fascinantes durante tus viajes. Ese tipo de encuentros impactará tus decisiones si tú mismo te aventuras en el emprendedurismo algún día.

Aunque los avances tecnológicos han ayudado a nivelar el campo de juego, no hay duda de que los emprendedores que trabajan en mercados emergentes no tienen tantas opciones como los de prósperos centros de empresas emergentes, especialmente cuando se trata de encontrar inversionistas.

Los esfuerzos como ese del que formas parte parecen ofrecer los inicios de una solución. Un creciente número de plataformas de financiamiento colectivo están tratando de ayudar a los emprendedores incluso en las áreas más remotas. Por ejemplo, Indiegogo de San Francisco, en la cual yo mismo he invertido, ha ayudado a financiar proyectos en muchos países, desde Panamá hasta Pakistán. Los sitios web específicamente dirigidos a mercados emergentes, como el recientemente lanzado Emerging Crowd, con sede en Reino Unido, ofrecen a los inversionistas de países desarrollados la oportunidad de involucrarse.

Podría tomar cierto tiempo, pero una vez que haya aumentado el flujo de inversión hacia los mercados emergentes, es posible que más compañías en estas regiones puedan establecerse y, eventualmente, florecer. A medida que lo hagan, esto podría incrementar la probabilidad de que estos mercados atraigan a personas talentosas a sus ciudades, establezcan redes de distribución y hagan mejoras en otras áreas que son vitales para los cimientos de un firme centro de empresas emergentes.

Obviamente, hay mucho que otras regiones pueden aprender de la comunidad de emprendedores de Silicon Valley y de sus logros, pero yo no aconsejaría a otros usarlo como un plan de acción. Es mejor tomar nota de los factores que permitieron florecer a la región y aplicarlos cuidadosamente.

Recientemente visité Detroit en el vuelo inaugural de Virgin Atlantic a esa ciudad. Mientras estuve ahí, vi un buen ejemplo de cómo una ciudad puede crear un centro de negocios que refleje las fortalezas únicas de la comunidad. Si el liderazgo de Detroit hubiera tratado de recrear el de Silicon Valley, es poco probable que hubiera sido un éxito. Pero la ciudad tiene una orgullosa historia de manufactura, y ya contaba con las personas y las habilidades para hacer de la industria una gran área de atención una vez más.

Como resultado, ahora hay una nueva ola de empresas emergentes en la llamada Motor City elaborando de todo, desde innovadores muebles para casas nuevas hasta fundas de teléfono hechas con palos de hockey de la NHL reciclados. Marcas como Shinola, que se enfoca fuertemente en manufactura de calidad y produce relojes, productos de piel, bicicletas y otros artículos, se han dado cuenta de que cada lugar tiene una historia que contar y que si uno la cuenta bien, esa historia resonará entre los clientes. Detroit tiene el potencial de ser una de las ciudades del mundo con un grandioso renacimiento; los consumidores quieren escuchar sobre eso de las empresas que operan ahí; no están interesados en algún clon de Silicon Valley.

La historia de la relación entre el gobierno y las empresas es diferente en cada país, y también la tarea de convencer al gobierno de apoyar a las empresas emergentes tiene que abordarse de manera un poco diferente en todos los casos.

Han pasado casi dos años desde que lanzamos Virgin StartUp, nuestra operación sin fines de lucro que ayuda a enlazar a emprendedores con mentores mientras facilita la concesión de préstamos empresariales de bajo interés. Los emprendedores a quienes hemos financiado están experimentando algunos éxitos, los cuales no habrían sido posibles sin un cambio en la actitud del gobierno británico, que ofrece los préstamos.

No siempre fue así en Gran Bretaña; en ciertos momentos en los últimos 50 años, la relación entre el gobierno y las empresas ha sido un poco tensa. Cambiar la mentalidad de la gente sobre cómo ayudar a los pequeños empresarios involucró años de trabajo difícil, pero eventualmente nuestro equipo en Virgin pudo presentar un argumento a favor del plan de financiamiento que no podía ser rechazado. Como se están haciendo recortes en el sector público, tenía sentido que el gobierno respaldara a los emprendedores del país, ya que el sector privado puede ofrecer muchas de las soluciones a los problemas que enfrentamos.

Cada vez que hablo en una conferencia o acto empresarial fuera de Gran Bretaña, miembros del público me preguntan cuándo llevaremos Virgin StartUp a su país. Es evidente que hay un gran deseo de que los gobiernos de todo el mundo muestren más apoyo a los emprendedores; esperemos que más de estos gobiernos vean los beneficios de hacerlo.
¡Buena suerte en tu próxima aventura, Julien! Con las preguntas que tú estás respondiendo, no me sorprendería si terminaras trabajando en la solución de algunos de estos desafíos.

Twitter: @richardbranson

Cambiar la mentalidad de la gente sobre cómo ayudar a los pequeños empresarios involucró años de trabajo difícil

También te puede interesar:
El momento de entregar las riendas
¿Realmente es necesario pasar a la plataforma digital?
La multitud lo sabe bien