Opinión

De lo que seremos capaces

    
1
  

    

SISMO

Hace una semana no sabíamos hacia dónde íbamos, mucho menos pensábamos de lo que éramos capaces. Teníamos tantas cosas en la cabeza que nos creíamos superados. Volteábamos hacia todas partes buscando alguna explicación o alguna solución expedita; el próximo año, 2018, lejos de ser futuro nos mostraba un pasado conocido, nos sentíamos arrinconados entre opciones conocidas y corrupciones aceitadas.

Hoy somos distintos, hemos entendido que –desde siempre– en nosotros está lo que queremos como sociedad. No olvidaremos estos días, pero vienen los más difíciles, la esperanza se convierte en milagro y esperar lo peor llena los espacios en blanco de las crónicas de la ciudad.

Nos han sacudido la razón y con estos nuevos ojos solucionaremos los problemas del pasado. ¿Cuánto durará esta inercia? No lo sé, pero tenemos que aprovechar que nos hemos quitado la máscara de la desconfianza. Con esa mano que ayuda a levantar una piedra, con ese silencio en busca de alguien que nunca habías visto, y con ese dolor tan presente, debemos construir ciudadanía, exigir justicia.

El sismo del 19 de septiembre no sólo abrió heridas, grietas y paredes, también abrió el hambre de los mexicanos de tomar acción, de no esperar respuestas, sino a darlas, regresó la fuerza de exigir y el coraje para no agacharnos, para ser coherentes, cooperativos, para anteponer a todos y enterrar el egoísmo.

Es ese coraje, esa voluntad de transformar, esas ganas de exigir lo que es nuestro derecho lo que debe impulsarnos ahora para retomar aquellos temas que 7.1 grados de magnitud pusieron en pausa, pero que no han quedado en el olvido, sino que ahora se harán más presentes.

Porque no olvidamos a Mara Castilla, la joven veracruzana asesinada en Puebla, porque no es suficiente que haya un presunto responsable en prisión ni basta con sancionar a una plataforma de transporte, ni con clausurar el bar donde se le vio por última vez, porque violaba el horario permitido, no basta porque en México también duelen las miles de mujeres que son víctimas de violencia e impunidad, y cada una merece justicia y políticas públicas que las protejan.

Porque no olvidamos que este país solidario se merece una Fiscalía fuerte, autónoma, porque no basta con que los partidos crean que nos hacen un favor negociando un pase automático, porque no es suficiente quitar a una persona, si no tenemos la certeza de que quien llegue esté comprometido con investigaciones independientes que combatan la corrupción que nos aplasta. Porque no olvidamos que aún se necesita una #FiscalíaQueSirva.

Este sismo no nos hizo olvidar que aún hay 43 padres que buscan a sus hijos desde hace 36 meses, ni olvidamos que 15 personas ejecutadas extrajudicialmente en Tlatlaya no han recibido justicia ni sus familias respuestas.

El 19 de septiembre despertó a los miles de ciudadanos que no han dejado atrás la exigencia de condiciones más equitativas para los candidatos independientes, que en estas semanas deberían hacer un triple esfuerzo para generar una estructura que les permita ser una opción competitiva en las próximas elecciones.

Porque ningún muro en la frontera les quitó a niños de San Diego y de Tijuana las ganas de cantar "Cielito Lindo" como señal de la unión y el amor que supera odios raciales e intolerancia de gobiernos.

Porque aún no olvidamos que Javier Valdez, Miroslava Breach y un centenar de periodistas más siguen sin justicia y miles más están expuestos por hacer su trabajo.

Debemos llevar esta empatía, esta razón a los temas nacionales, porque si somos capaces de organizarnos para limpiar una zona derrumbada, podemos también construir un sistema de justicia eficaz y autónomo. Porque si somos capaces de alimentar a cientos que quieren salvar vidas, somos capaces de alimentar a cientos de comunidades olvidadas por el Estado. Porque si somos capaces de encontrar cinco días después a un mexicano vivo en los escombros, debemos de ser capaces de tomarnos de la mano y exigir un país a la altura de los ciudadanos que hemos demostrado ser.

Twitter: @jrisco

También te puede interesar:

Preguntas con respuestas
Retratos salvajes
La ciudad seguirá