Opinión

De la plataforma del Frente

    
1
   

    

Frente Ciudadano

Que el Frente es un amasijo de vanidades y ambiciones ha quedado claro. Que es un pegote de buenos deseos y poca sustancia, también. Que es un ente para que Ricardo Anaya sea el candidato a la presidencia y que el PRD resucite del panteón en que lleva morando varios años a un costo altísimo para el PAN, también ha quedado más que demostrado. Si bien es cierto que el Frente fue anunciado con bombo y platillo como la coalición que desterrará al PRI del gobierno para siempre, lo cierto es que se comienza a desmoronar por sus fracturas, su poca solidez, su consistencia cupular partidista y alejada de la ciudadanía. Aunado a esto, el documento que presentaron como plataforma es una serie de generalidades y vaguedades (como gran parte de los documentos de ese tipo) que no debería de sorprendernos por el nivel de las cabezas visibles de ese ente, pero que contiene verdaderas aberraciones y tonterías.

Veamos algunas de las perlas del documento.

Como la mayoría de los que participan en el Frente tienen asegurado un lugar como legisladores, proponen que el gabinete, el Plan Nacional de Desarrollo y lo que se les ocurra será aprobado por el Congreso –es decir por los hombres públicos peor evaluados por la sociedad: diputados y senadores–. Dice el texto que “Hoy padecemos (…) una generación de gobernantes que carece por completo de valores como la honestidad, la transparencia o la ética…”. Se trata de una magnífica descripción de la generación que se aglutina, precisamente en el Frente y que lleva un mínimo de dos décadas formando parte, de una manera u otra, de la clase política y gobernante.

Esto es verdaderamente alarmante: “Instituir la ‘muerte civil’ a funcionarios públicos y empresas privadas que hayan sido condenadas por actos de corrupción, esto es, inhabilitarlos para desempeñar cargos públicos o participar en la contratación de compras y obras gubernamentales”. Estamos ante el regreso de los Comités de Salud Pública que designaban quién debería morir en la guillotina. Aunque es posible que después de señalar algunos, empiecen a 'morir' los y las de departamentos en Miami, casa en las Lomas y varios gobernadores frentistas.

En el mismo tono se habla de “Impulsar una Comisión Ciudadana para la Investigación de Actos de Corrupción, que ayude a poner al descubierto la verdad sobre los casos notables, pasados y presentes, de actos de corrupción y exponer públicamente a los corruptos, a fin de que inicie el proceso judicial correspondiente”. Es claro: primero hacer un culpable, señalarlo, demolerlo y posteriormente iniciar el proceso judicial. Y se dicen defensores de la democracia.

“Diseñar e implementar una política de seguridad humana de carácter integral…”
Si alguien le entiende, avise.

Otra más que a nadie se le había ocurrido: “Fortalecer la figura del médico general”. Qué bien. Los médicos generales estarán muy contentos, llama la atención que el Frente no decidiera fortalecer también la del cartero, el plomero o la tan debilitada del proctólogo. Pero a saber cómo estuvo ese gran debate, que ganó el médico general.

Y luego hay quien se queja de que por qué critican tan feo a los frentistas.

Twitter: @JuanIZavala

También te puede interesar:

¡Bravo!, por la Corte; falta el Congreso
Frente en la CDMX, primer fiasco
Del método de selección