Tango feliz... y energético
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tango feliz... y energético

COMPARTIR

···

Tango feliz... y energético

20/12/2017
1
 

 

Miguel Galuccio. (De Jefes)
,

En este espacio ya le platicamos de la compra que en noviembre pasado pactó Vista Oil & Gas para hacerse de algunos activos de perforación que tiene la china Sinopec en Argentina. Se trata de una operación que ronda los 600 millones de dólares y que deberá de concretarse en los próximos días.

Pero no es la única transacción que ‘cocina’ la petrolera mexicana que dirige Miguel Galuccio. Resulta que está a un tris de quedarse con el 47 por ciento de las acciones de Petrolera Entre Lomas (PELSA), el séptimo productor de crudo en Argentina.

Cuentan que Vista Oil & Gas ya hizo una oferta para quedarse con ese porcentaje propiedad de Pampa Energía. Fuentes cercanas a la transacción aseguran que las negociaciones van muy adelantadas, por lo que la operación puede cerrarse antes de que finalice diciembre o inicios de enero.

El 53 por ciento restante de títulos de PELSA le pertenece a Pluspetrol, de quien se dice también podría vender parte en función del éxito de la venta de Pampa.

Vista Oil & Gas tiene mucha liquidez. El pasado 11 de agosto concretó una oferta pública inicial (OPI) de acciones en México y el extranjero, con lo que levantó unos 650 millones de dólares.

Se trató, como usted recuerda, de la primera OPI que realiza en la BMV una Compañía de Propósito Especial (SPAC, por sus siglas en inglés).

Además, Galuccio y su equipo aumentarán en, anote usted, la friolera de mil millones de dólares el capital para fondear las compras que tienen en puerta. Dicen que de concretar la compra de PELSA y otros proyectos, Vista puede convertirse en el tercer mayor productor de petróleo en Argentina. ¿Cómo la ve?

DEUDOR DE ‘ORO’
¿Se enteró de las denuncias que enfrenta Germán Oteiza Figaredo, CEO de Grupo de Oro? Nos cuentan que son por incumplimiento de pago a proveedores, incluidos desde Pymes hasta grandes corporativos como Cemex.

El pasado 30 de noviembre sonó la alarma. Venció el plazo para que el empresario se presentara a comparecer ante el Juez de Control y Oralidad de Nuevo León, con sede en Monterrey, de acuerdo con instrucciones del Tribunal Colegiado Federal en materia penal del Décimo Primer Circuito con sede en Morelia, Michoacán.

¿El objetivo? Desahogar la comparecencia a la que está requerido por el delito de fraude, pues se le acusa de ser presunto autor material y doloso. Hay que ver.

La demanda surge de la carpeta judicial 10630/2017 en la que se le imputa este delito de acuerdo al oficio 38538/2017.

Oteiza Figaredo alega que las demandas se deben a que en 2015 rompió su red comercial con Cemex.

¿Y luego? Se convirtió en distribuidor de Holcim Lafarge. Sin embargo, cuentan que las denuncias son porque a sus anteriores proveedores les dejó de pagar al cambiar de red. El asunto toma calor. Por el momento el empresario no se ha apersonado ante el juez de Nuevo León.

ILUMINACIÓN CHINA EN MÉXICO
Como usted sabe, México se posicionó como el mayor desarrollador de energía solar en América Latina. Según la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex), hay alrededor de 30 proyectos en proceso de construcción en nueve estados del país que representan una inversión de cinco mil millones de dólares y una capacidad de cuatro mil megawatts.

Esto abrió una gran oportunidad de negocio para firmas como la china Jinko Solar. ¿La ubica? Es el mayor fabricante de paneles solares en Asia.

En reunión con analistas, Gener Miao, vicepresidente de ventas, destacó que México es de los mercados más dinámicos en los desarrollos de energía solar y que buscarán ganarse entre 30 y 40 por ciento de los proyectos en desarrollo para los próximos tres años. Chinos vienen por todo, pues.

,

También te puede interesar:
Una expansión hotelera
Los riesgos del negocio del pollo sin TLCAN
Fenosa va por península de Yucatán

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.