Lo que las automotrices quieren con AMLO
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lo que las automotrices quieren con AMLO

COMPARTIR

···

Lo que las automotrices quieren con AMLO

10/07/2018

Usted lo ha visto. Tras el virtual triunfo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como candidato a la Presidencia de México, varias asociaciones y cámaras empresariales quieren platicar con él para exponerle sus inquietudes e intercambiar impresiones.

Una de ellas, es la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), que preside Eduardo Solís. El próximo 23 de julio, el ejecutivo le presentará junto con otros líderes del sector su agenda 2018-2024, donde delimitan los intereses de las armadoras y proveedores de autos y camiones pesados del país para impulsar la economía mexicana.

Además de Solís, en dicho plan trabajaron Guillermo Prieto Treviño, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores; Miguel Elizalde, cabeza de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones; y Óscar Albín, líder de la Industria Nacional de Autopartes.

Entre los puntos más relevantes de la agenda está el desarrollo del mercado interno (donde las ventas de autos cayeron 8.4 por ciento al primer semestre de 2018). Los industriales aseguran que el país está muy por debajo de su potencial de ventas, ya que apenas se demanda un millón 503 mil unidades al año, cuando pueden ser 2 millones.

Solís y los demás industriales también quieren impulsar las cadenas productivas locales -como el desarrollo de pequeños proveedores para no depender de las importaciones-, e incrementar el vínculo entre el sistema educativo y la cadena productiva. Viene mucho del sector automotriz, le contaremos.

Como usted sabe, los equipos de Pemex y de la CFE están llamados a ser bastiones de la política energética del próximo Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Así, es muy factible que al frente de ambas empresas nombren a personas de su entera confianza para que ejecuten las estrategias que vaya delineando para ambas la próxima administración.

Algunas señales apuntan a Rocío Nahle, como posible secretaria de Energía, y presidenta del Consejo de Administración de esas empresas productivas del Estado.

Al frente de la petrolera podrían proponer a Octavio Romero Oropeza ¿le suena?, fue Oficial Mayor de AMLO durante su gestión como jefe de gobierno del otrora Distrito Federal, y en las pasadas elecciones ganó la alcaldía de Centro, en Tabasco. Otro posible es Mario Delgado, hoy senador y próximo diputado, que ha estado muy cerca de temas de hidrocarburos.

En el caso de la CFE, cuentan que sería encabezada por Manuel Bartlett, quien ha sido senador, gobernador de Puebla, titular de la SEP y de Gobernación en el sexenio de Salinas de Gortari.

Sobre los hombros de estos dos personajes pesará la responsabilidad de construir las refinerías -promesa de campaña de AMLO-, y por el otro, el control de las tarifas eléctricas en medio de un mercado naciente que ha pugnado por la separación de facto de la CFE. Todo es todavía, especulación.

Ayer Grupo Televisa inauguró la temporada de reportes de las empresas en México correspondiente al segundo trimestre de 2018. La televisora vio un alza de 16.2 por ciento en sus ventas totales, apoyado en la debilidad del peso, mayores regalías, venta de activos y desde luego, los ingresos por publicidad relacionados con el Mundial de Futbol de Rusia.

¿Pero cómo vienen en general los reportes? Un reporte de Citibanamex con una muestra de 67 corporativos anticipa incrementos de 8 por ciento en ingresos, 12 por ciento en flujo operativo (EBITDA) y una caída de 8 por ciento en utilidad neta.

En lo referente al sector financiero, se espera que los bancos suban 13 por ciento su utilidad neta, determinado por las ganancias de jugadores como Banorte e Inbursa. En el caso de éste último, que Marco Antonio Slim Domit, tendría un alza de 29 por ciento respecto al segundo cuarto del 2017. A doble dígito, pues.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.