Brincan paredes
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Brincan paredes

COMPARTIR

···

Brincan paredes

03/04/2018
Actualización 03/04/2018 - 13:00

Es una de esas empresas mexicanas que se ven poco, pero que impactan mucho. Hablamos de IGSA, que encabeza Santiago Paredes, que firmará un convenio de colaboración con la firma alemana Siemens, encabezada en Mesoamérica por Louise Goeser, trato que aumentará el poder de ambas en México.

La compañía acumula 45 años de experiencia en diseño y edificación de generadores de energía en el país y entre sus clientes cuenta a empresas tan grandes como CFE o tan emblemáticas como La Costeña.

El acuerdo contempla que Siemens ponga a disposición de IGSA sus desarrollos en cogeneración, esos que son útiles para obtener, por ejemplo, vapor o agua fría a la par de electricidad para los procesos industriales de compañías.

Con planos y piezas a mano, la firma mexicana construirá equipo de generación con el respaldo de la europea, equipo que usará para proyectos de generación para sus clientes o de los de Siemens.

La Secretaría de Energía había adelantado que entre 2015 y 2022 habría una inversión sin precedentes en cogeneración eléctrica en México, la cual podría ascender a alrededor de siete mil millones de dólares, por lo que luce como un negocio prometedor para aquellos que ofrecen tecnología (como Siemens) y los que diseñan las plantas que la contienen (IGSA).

Ralf Christian, CEO de la división de gestión energética de Siemens a nivel global, dijo en una reunión con medios en febrero que México tiene potencial de crecer no sólo en generación, sino también en control de distribución energética. ¿Tendrán otro acuerdo en puerta?

En este espacio ya le hemos comentado de la alta correlación -de alrededor de 50 por ciento- que hay entre las remesas y las ventas de las cadenas de autoservicio en México, sobre todo con los formatos de bajos ingresos como Bodega Aurrera y Mercado Soriana.

Ayer el Banco de México (Banxico) reveló que los envíos de dinero al primer bimestre de 2018 crecieron 7.2 por ciento en la ‘divisa verde’ respecto a igual lapso del año pasado, al sumar cuatro mil 415 millones de dólares. La mala noticia es que al convertirlas a pesos disminuyeron 3.4 por ciento. ¿Qué hay detrás de esto? Una apreciación de 4.27 por ciento de la moneda mexicana frente al dólar, lo que resta poder de compra a los consumidores que gastan el dinero que les envían sus familiares desde el vecino país del norte. Habrá que ver qué tanto afecta esto los ingresos de los súper en el primer trimestre de 2018, toda vez que el peso ganó 6.9 a la moneda estadounidense en ese lapso.

El próximo 5 de abril conoceremos los de Wal-Mart, que en México y Centroamérica dirige Guilherme Loureiro.

El pasado miércoles le contábamos de la revisión regulatoria que este año enfrenta Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), particularmente de su Plan Maestro de Desarrollo (PMD). Le hablamos de ese programa en que los concesionarios de aeropuertos deben de presentar a la SCT las inversiones a realizar en mantenimiento y expansión a lo largo de un lustro.

Además de Asur, Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), que maneja puertos aéreos como los de Guadalajara y Los Cabos, ya empezó a revisar su PMD a ser aprobado por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), dependiente de la SCT.

Cuentan que la DGAC ya autorizó a GAP, que dirige Fernando Bosque Mohino, una inversión de mil 800 millones de pesos para la expansión del aeropuerto de Tijuana. Aunque se desconoce el monto que aplicará en los 12 aeropuertos que opera en México, los expertos dan por hecho que será mayor al que ejerce en su actual PMD (del periodo 2014-2018) y que asciende a casi 5 mil 500 millones de pesos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.