Opinión

De impuestos y subsidios

10 febrero 2014 4:31 Última actualización 30 octubre 2013 5:2

 
Claudia Olguín
 
Conforme avanzan los días, la reforma hacendaria va tomando forma respecto al efecto que causará al negocio de la vivienda.
 

Cierto, no se incluyó la eliminación del gravamen con el IVA a las transacciones de renta, compra-venta residencial y pago de hipoteca. Sin embargo, las reservas en el mercado inmobiliario aún se mantienen en relación con el ISR y el efecto que traerá en la subcuenta de vivienda el seguro de desempleo, aprobado en la Cámara de Diputados.
 

En materia de ISR destaca cómo quedará el asunto de los dividendos y la no consolidación para las empresas desarrolladoras, que de momento ven qué decisiones de inversión pudieran modificarse hacia 2014 cuando entre en vigor el nuevo régimen. Los fondos del seguro de desempleo serán sustentados con las aportaciones del 5 por ciento que actualmente efectúa el trabajador y que se destinan a financiar la compra de la vivienda. Pero con la propuesta, sólo 2 por ciento seguirá siendo destinado a la materia, dado que el resto será redirigido hacia el rubro mencionado.
 

A decir de muchos, que siguen viendo cómo agonizan las principales vivienderas enlistadas en la bolsa del país, el 2013 será un año triste. Básicamente porque aún sin reforma, la caída en el ritmo de crecimiento económico por debajo del 1 por ciento ha generado hasta ahora una caída de 16 por ciento en el ritmo de colocación del Infonavit, Fovissste y de la banca comercial. Incluido el eliminado impacto del IVA a créditos, el efecto continúa siendo negativo.
 
En particular porque con la reducción de la deducibilidad, empresas como Softec de Gene Towle, estimaban un aumento en la cartera vencida de institutos de vivienda y de la banca comercial de 8 a 10 por ciento, desde el 5 por ciento actual.
 

Sin duda, el resultado final de la reforma fiscal será determinante en la inversión privada programada para el 2014, la institucional y patrimonial que mueve el negocio de los bienes raíces en el país que se mantiene a la expectativa.

7 mdd a centro de logística

El negocio inmobiliario industrial, en particular el de logística ha venido consolidando su ritmo de expansión en diferentes corredores del país. Un caso que destaca son los 7 millones de dólares que la empresa de mensajería Redpack inyectó en Tultitlán, Estado de México para edificar un centro de operaciones desplantado en mil 400 metros cuadrados.
 

Aspen Labs se consolida en AL

Aspen Labs, filial de la multinacional Aspen Pharmacare Holdings, integró sus operaciones en América Latina (incluido México), desde donde busca generar ventas en los próximos seis años por mil millones de dólares. La estrategia de la firma es entrar al mercado de las fórmulas infantiles, salud femenina y medicina crítica, entre otros.