Opinión

De eso se trata gobernar (2)

 
1
 

 

CNTE. (Cuartoscuro)

El viernes 29 de julio me referí en este espacio a la disyuntiva de la autoridad con relación a los bloqueos, plantones y paros de la CNTE: aplicar la ley a rajatabla podría implicar el escalamiento del conflicto pero no hacerlo conduciría a generar el incentivo para que se obtuvieran más ventajas a través de… más bloqueos, plantones y paros.

Desde hace semanas, diversas organizaciones del sector privado exigieron al gobierno hacer uso de la fuerza pública para liberar bloqueos e impedir otros. Sin embargo, señalaron que no piden que se reprima a la CNTE sino que se aplique la ley (aunque al final sea lo mismo).

Y, como no se ha hecho hasta ahora, entonces algunos ya señalaron que van a hacer “paro” en el pago de impuestos a través de declarar en ceros, debido a las afectaciones económicas que han padecido.

Así que pareciera que el nudo del conflicto se hace más apretado.

Lamentablemente, en un país como México, gobernar no es simplemente aplicar la ley.

Imagine que lanza a las policías estatales y federales sobre los militantes de la CNTE, y como en cualquier ciudad de Estados Unidos, los levantan arrastrándolos, con garrotazos y con mangueras de alta presión.

Con el tipo de policías que tenemos, en muchos casos poco calificadas, muy probablemente tendríamos enfrentamientos con heridos de las dos partes… y no descarte que hasta muertos, ante el involucramiento de grupos armados.

El resultado: más bloqueos, plantones y movilizaciones. Una espiral.

Y ahora imagine que se logra el consenso entre los empresarios de los estados afectados y dejan de pagar impuestos. En caso de que el SAT se dedicara a demandar ante la autoridad judicial a los que dejaron de pagar por haber sido afectados por la CNTE, tendríamos otro escándalo nacional e incluso internacional.

Los empresarios organizados saben que en México, muchas veces para hacerse oír, hay que gritar.

Es muy probable que si sólo se pidiera comedidamente una cita con las autoridades responsables y se les expusiera su preocupación, ésta quedara archivada.

Pero, la autoridad tiene la responsabilidad de que el enojo empresarial tampoco escale y vaya a convertirse en un choque generalizado con el sector privado.

Vuelvo a hacer la misma pregunta que formulé hace una semana: ¿Qué es muy complicado todo este cuadro? Sin duda. Pero de eso se trata gobernar.

De dar soluciones a problemas complejos, con los menores costos posibles, y sin que salga peor el remedio que la enfermedad.

¡Ah! Y todo ello, además, respetando el espíritu de las leyes… porque la letra, a veces se tiene que saltar.

Quienes piensan que gobernar un país como México es meramente aplicar el Estado de derecho, se parecen a quienes imaginan que para asegurar que la economía camine bien, basta con dejar que funcionen las leyes del mercado.

La realidad es algo más compleja que eso. El talento de la autoridad debe ser que a través del marco legal, pero también con conocimiento, información, inteligencia, recursos, uso de la fuerza, en una combinación adecuada, se resuelvan o disuelvan los problemas de gobernabilidad.

No es como los libros de texto dicen. No. Pero ni aquí, ni en China, vaya, ni en Estados Unidos, el mundo funciona como la teoría supone.

Reitero: de eso se trata gobernar.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
La nueva disyuntiva política
Mitos en los precios de la luz y la gasolina
El bajo crecimiento alienta al populismo