Opinión

¿De dónde?

El Programa Nacional de Infraestructura (PNI) 2014-2018 que presentó el presidente Enrique Peña nos dejó ¡estupend! (estupefactos).

Prevé obras por un total de 7.7 billones de pesos provenientes de recursos públicos y privados.

Ante 25 gobernadores, integrantes de su gabinete legal y ampliado y representantes del sector empresarial, explicó:

De esta cifra, 6 de cada 10 pesos serán aportados por el presupuesto federal o con recursos públicos de las entidades federativas y el resto los aportará la iniciativa privada. Además, con este programa se estima que al final de la presente administración la economía nacional crezca entre 1.8 y 2 puntos porcentuales adicionales y generar, en conjunto con las reformas estructurales, unos 350 mil empleos formales adicionales al año.

‘‘La experiencia internacional es clara: a mayor y mejor infraestructura, hay más oportunidades de atraer inversiones productivas, generar empleo y mejorar el ingreso de las familias’’, dijo el presidente Peña.

¡Bueno, bueno!, ¡pero que alguien nos explique con palitos y manzanas de dónde va a salir ese dinerito!

Los cul

El debate entre los dos eros (los candidatos a la dirigencia del PAN, Madero y Cordero), estuvo ¡ídem! (o sea, el final de la palabra ‘cul’).

Con fallas en la transmisión por Internet, ambos denunciaron irregularidades de ambos…, y luego, ambos anunciaron propuestas para rescatar al blanquiazul.

Se acusaron y reprocharon mutuamente la cercanía de su instituto político con el PRI.

¡Ah bueno!, que no finjan demencia, si el blanquiazul siempre ha sido ‘PAN nuestro de cada día’ desde hace varias décadas del PRI…

Al final, ya no se sabe cuál de los dos es el original, y el otro ‘lo mismo, pero más barato’…

Primero que defina

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) respaldó la iniciativa gubernamental del desarme de los grupos de autodefensa de Michoacán. Sostuvo que no se sabe con certeza el origen y propósito de algunas de esas agrupaciones, y que las labores de seguridad deben recaer exclusivamente en las autoridades. Monseñor Eugenio Lira Rugarcía comentó, en relación con esos grupos armados, que hay que tener mucho cuidado y distinguir. No podemos ponerlos a todos en el mismo barco sin hacer distinciones.

Añadió: Mientras unos han surgido como forma de legítima defensa de la sociedad ante el crimen organizado, que ha rebasado a las autoridades, otras tienen una intención no muy clara. Unas más, como ha quedado evidenciado en investigaciones, han estado vinculadas con el crimen organizado.

El obispo auxiliar de Puebla subrayó: No se debe perder de vista que garantizar la seguridad corresponde a la autoridad legítimamente constituida.

A ver: no nos confundamos. No es ‘desarme’, es ‘registro’ de armas. Sería conveniente que el señor Castillo busque el significado de esas dos palabras y vea cuál se aplica en Michoacán…

Teoría darwiniana

Esta columna, al igual que futbolistas, artistas, políticos y miles de ciudadanos anónimos de todo el mundo, ¡expresamos nuestro repudio al acto racista contra Dani Alves, jugador del Barcelona!

Al brasileño le lanzaron un plátano cuando se disponía a cobrar un tiro de esquina en el encuentro de liga entre su equipo y el Villarreal, en el estadio El Madrigal. El defensor levantó el fruto, lo peló y dio una mordida antes de cobrar el córner.

Chale. Todos descendemos del mono. O qué, quien esté libre de ascendencia changuil, que aviente el primer plátano, ajá.

Plátano=potasio=funcionamiento del cerebro. Sin potasio hay transtornos mentales severos ¡como el racismo!, ¿verdad Mr. Sterling y Luis Salazar Mora?

El primero por no querer afroamericanos en su equipo, y el segundo por llamar ‘mugrosas’ a las beneficiarias del programa Oportunidades de Aguascalientes…

Remembranzas del Día del Mocoso (a)

Una chiquillada soltó este 30 de abril el considerado mejor jugador de futbol de la historia, Edson Arantes do Nascimento, Pelé.

Dijo que la selección mexicana de futbol necesitará ‘un poco de suerte’ para llegar a la final de la Copa del Mundo Brasil 2014.

México ‘puede complicar’ el camino a Brasil y lo digo porque es la verdad.

Voooy, ¡suerte hubiera sido no tener que enfrentar! a Brasil… así que o Rei!, no nos des el avión, está bien que en el Mundial 70 nos volvimos brasileños, pero baaájale…