Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

SCJN

A la Memoria de Salvador Mikel.

Su inteligencia se medía por su sentido del humor y su
grandeza por el cumplimiento de su responsabilidad.

La discusión sobre la legalización del uso de marihuana y el avance de políticas públicas para impulsar igualdad son las reflexiones de esta semana. La lucha por la igualdad y por la libertad son retos de la democracia. Concretarlas requiere del tutelaje del Estado para proteger derechos humanos. El ministro Zaldívar en su dictamen retoma la libertad individual frente al Estado pues no debe imponer normas de virtud personal. El martes EPN presentó la Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación que busca cumplir con el principio de a trabajo igual, corresponde salario igual.

La norma busca que los centros de trabajo, tanto en el sector privado como en el público, hagan suyas las mejores prácticas internacionales en materia de igualdad y prevención de actos discriminatorios en el ámbito laboral. No es obligatoria, Busca una mayor equidad en el ambiente laboral. Protege a las mujeres y grupos vulnerables. Se reconoce que las mujeres sufren discriminación salarial, acoso sexual, barreras para acceder a un trabajo digno, doble carga de trabajo por el no remunerado en el hogar, y propone incorporar beneficios para las madres trabajadoras, busca flexibilizar los horarios, a fin de fomentar la convivencia familiar. Reconoce la licencia de paternidad, y acompaña el cambio social que ya se ha impulsado con el criterio constitucional de paridad en el ámbito político.

Es un paso que requiere de voluntad de empresas con responsabilidad social para avanzar en materia de igualdad, sin discriminación a tercera edad, discapacidad, raza, religión, preferencia sexual, o cualquier otra diferencia. Peña reconoció a la diversidad como un valor que aporta a la convivencia democrática. Impulsa políticas públicas que buscan equidad como camino a la igualdad sustantiva.

El miércoles la Primera Sala de la SCJN decidió posponer la votación a fin de analizar el proyecto del Ministro Zaldívar, por su trascendencia.

Afuera se manifestaban a favor y en contra diversos grupos lo que refleja ya la polarización del tema.

Más allá de la determinación de la Corte, estamos ante nuevas realidades que deben ser reconocidas para modificar el marco legal que nada resuelve con prohibiciones, salvo criminalizar adictos y aumentar narcomenudistas. Es urgente un debate basado en evidencia científica, como lo propone Ricardo Anaya, PAN. Miguel Mancera, DF, afirmó que el uso medicinal ya puede ser instrumentado en la capital. El CEN del PRI, que dirige Manlio Fabio Beltrones lanzó encuesta para conocer opinión vía internet. PRD respalda el dictamen del Ministro Zaldívar.

Es pues imposible rehuir el debate. El Congreso tiene la responsabilidad de analizar los cambios tanto para el uso medicinal como el lúdico. En Estados Unidos el cambio implicó normas más flexibles. Su posible despenalización en California para uso recreativo está a la vista. La regulación del uso de esta droga ha contribuido a la recaudación fiscal de Washington y Colorado. El Ejército informa tendencia a la baja de decomisos y plantíos de marihuana, al reducirse la demanda en el país vecino, que hoy la produce y distribuye.

Que la hierba tiene efectos nocivos sobre la salud es algo reconocido, si son o no mayores que los del tabaco o el alcohol tampoco es el foco. Lo importante es reformar el marco prohibicionista por una regulación más flexible que no criminalice su uso tanto medicinal como lúdico. La política de prevención de adicciones debe fortalecerse, reconocer que el consumo de marihuana existe es un avance. Regularlo no es lo mismo que legalizarlo. Hay pues muchos caminos que deben explorarse para responder a la nueva realidad mundial, que ya la ONU analizará en 2016.

Tiene razón el Instituto de Contadores Públicos al protestar por la reforma al Código Fiscal que pretende mejorar dictaminación para efectos fiscales con la exigencia de que para realizarlo, un contador debe acreditar maestría en contribuciones, pues esa medida no ayuda, encarece el servicio y no mejora su calidad. Esperemos el Congreso así lo entienda. Todo lo que es innecesario es inútil.

Twitter:@Rosariodf

También te puede interesar:

De cabildeo y política

De cabildeo y política

De cabildeo y política