Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

Renueva la SCJN su presidencia tras una cerrada votación. (Especial)

Uno de los temas que más agravia a la sociedad es la impunidad.

Impulsar la profesionalización de la administración de justicia en México adquiere gran relevancia. El Poder Judicial es muy importante para la certeza y la legalidad. Es instancia de resolución de conflictos, algunos de gran alcance que involucran la vigencia del propio Estado de derecho. Para impulsar su autonomía, se han realizado cambios importantes. El nombramiento de los ministros se lleva a cabo por los otros dos poderes, el Ejecutivo, que integra ternas, y el Senado que las vota. Se requiere del voto de dos terceras partes del Pleno para tal efecto.

En el pasado reciente, el nombramiento de ministros recayó en lo que se ha llamado el sistema de cuotas, que implica a sólo dos actores, PAN y PRI, que juntos tienen los votos necesarios para la elección, toman acuerdos para elegir propuestas afines a su partido y así eligen a los ministros. Otro aspecto muy criticado es el relativo a la integración de las ternas, que no consideran la carrera magisterial ni los requisitos del artículo 95, para proponer a lo que llaman los “cuates”. Es decir abogados sin relación alguna con la impartición de justicia, pero que son cercanos a Los Pinos o a la dirigencia panista.

De ahí la demanda en redes #NiCuotasNiCuates, también suscrita por senadores del PRD e independientes, que buscan influir para que las ternas privilegien cuadros de prestigio formados en la carrera magisterial, o bien con destacada trayectoria en la interpretación de las leyes. La Suprema Corte de Justicia deberá relevar dos magistrados en noviembre, al ministro Silva y a la ministra Sánchez Cordero, ambos progresistas.

La SCJN ha sido reconocida como defensora de los derechos humanos a nivel internacional, ha cumplido en tutelar derechos políticos de mujeres, de grupos con capacidades diferentes, en no discriminar a personas por su orientación sexual -salvo voto en contra del ministro Medina Mora-. En temas diversos ha velado por los derechos y la igualdad de todos.

En la SCJN los grupos vulnerables han encontrado eco a sus demandas de justicia, más allá de prejuicios o religiones, y se han respaldado sus derechos. Es una de las instituciones más importantes para el funcionamiento del Estado y la sociedad, pues salvaguarda la legalidad.

Por ello existe una gran inquietud ante los cambios. Y es que con la lógica con la que se ha venido operando hasta ahora, no importan los perfiles, ni las trayectorias, ni la probidad, ni lo dispuesto en el artículo 95, prevalecen los acuerdos cupulares en donde el reparto es uno para PRI y otro para PAN. Sólo cuentan los votos en el Senado.

Además, existe el compromiso del presidente Peña de impulsar la igualdad de las mujeres y desterrar la violencia en su contra, al suscribir la agenda de la ONU en días pasados en su asamblea. Sólo permanecerá una mujer como ministra y lo congruente sería que se incorporasen más ministras a la Corte. Las mujeres somos mucho más sensibles a la problemática social y familiar, a la toma de decisiones con visiones que incorporan aspectos de género, de igualdad sustantiva y de apoyo a grupos vulnerables. Hay muchas magistradas destacadas en su labor, en distintos tribunales. Por lo tanto, se espera que al menos una de las ternas incorpore a tres mujeres, o mejor aún, que ambas ternas se constituyan por este género, para abrir mayores espacios a la diversidad y a los equilibrios en el pleno de la SCJN.

Toca pues a Peña Nieto proponer y al Senado disponer lo procedente. Y puede repetirse la práctica de cuotas y cuates, con ministros que no estén a la altura de miras que su labor requiere en una sociedad convulsionada por la injusticia y la impunidad, sin acceso pleno a los derechos humanos. Por eso esta decisión es un proceso en el que debe prevalecer una evaluación de perfiles y trayectorias, no de acuerdos cupulares. Es mucho lo que está en juego para el buen funcionamiento de las instituciones. Peña Nieto debe actuar como jefe de Estado con visión de largo plazo, no caer en tentaciones de imponer afines, sino impulsar a los mejores.

Twitter: @Rosariodf

También te puede interesar:
De cabildeo y política
De cabildeo y política
De cabildeo y política