Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

INE

Esta semana no habrá gran actividad legislativa por vacaciones, aunque el 1º de abril la SHCP enviará los Pre-criterios de Política Económica 2016, se ratificará que no habrá recortes adicionales para 2015, pero conforme la situación económica prevaleciente, y a partir de la disposición de elaborar el presupuesto base cero, el 2016 será un año muy complicado, ¿qué tan difícil? Eso nos ilustrarán los Pre-criterios. No se manejarán cifras, sino rangos, lo suficientemente claros para prever los escenarios que nos esperan.

Al regreso, legisladores apuntan se conocerá y analizará este documento. Asimismo se retomará la dictaminación sobre sistema anticorrupción y quizá se analice la Reforma Política del Distrito Federal, tan anunciada y tan postergada, por falta de acuerdos entre los partidos, sobre funciones y atribuciones del sector central frente a las demarcaciones territoriales, que cambiarán el rostro de la ciudad que conocemos. Una nueva Constitución en la sede de los Poderes de la Unión, no es un tema político fácil de resolver, lo cual ha pospuesto el cambio. Por lo pronto, la visión metropolitana de la zona es tema en el que coinciden partidos, en materia de seguridad, basura y su tratamiento, vialidad y transporte colectivo, entre otros servicios cuya lógica no puede ser local, pues reproduciríamos los problemas de competencia de las zonas conurbadas.

Hoy miércoles el INE aprobará la creación, con carácter temporal del Grupo de Trabajo de Divulgación y Seguimiento del Acceso y Participación Política de las Mujeres en el Proceso de Elección Federal 2014-2015, en el participarán autoridades electorales, partidos políticos y organizaciones civiles, especialistas y expertos en la materia. Esta acción deriva de la importancia de que por primera vez se tendrán cuotas de género al 50%, lo cual ha generado resistencias, que han llegado a Tribunales Electorales. La oposición a la medida va desde protesta de partidos políticos pues se violentan los derechos de la militancia a elegir democráticamente a sus candidatos, hasta violencia física para amedrentar candidatas como sucedió este fin de semana en Morelos, contra la abanderada del PAN a diputada federal. Hay mucha formas sutiles y no tanto, de frenar a las mujeres: distritos perdedores, falta de apoyo para los gastos de campaña, invisibilidad en toma de decisiones, desviación del 3% del presupuesto de partidos para formación de liderazgos femeninos, acoso sexual o laboral, falta de capacitación electoral, campañas de desprestigio, desplazamiento de cuadros por familiares de dirigentes, en fin, una serie de acciones que atentan contra los derechos humanos de las mujeres.

Este Grupo de Trabajo tendrá, entre otras funciones, revisar los criterios de los partidos para garantizar la paridad de género en las candidaturas; la paridad de género que registren las coaliciones; análisis de los distritos electorales asignados a las candidatas mujeres; monitoreo de radio y TV que difundan noticias de las candidatas; análisis de los temas de género en las campañas electorales; origen del origen, monto y recursos, así como de los productos utilizados para la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres.

Y es que estas elecciones son históricas para la lucha política de las mujeres, pues los antecedentes que se registren para oponerse a las cuotas pueden sentar precedentes en su contra. No hay además una comprensión de esta política, y muchos varones están resentidos ante la situación, pues estiman las mujeres no están tan capacitadas como ellos para el ejercicio de la representación popular. Esto puede ser cierto, la desventaja de las mujeres es notoria, pero no por falta de capacidad, sino de oportunidades para acceder a estos cargos, ya que están limitadas por la maternidad, los estudios, las doble cargas de trabajo, la crianza de los hijos y el cuidado de los enfermos, por mencionar solo algunas tareas en donde los varones apenas empiezan a participar.

Ha cambiado el rol de las mujeres en la sociedad, pero ese cambio no ha sido acompañado por políticas públicas que ayuden a las mujeres con sus dobles cargas de trabajo, que son aún más fuertes, cuando son jefas de familia. Poco a poco, las nuevas generaciones van cambiando también sus roles y actitudes frente a la familia y el trabajo doméstico, pero aún falta mucho camino por recorrer, las cuotas aceleran estos cambios.

Disfruten a su familia en estos días de reflexión, valoremos lo que tenemos y demos la espalda a la violencia, que sabemos cuando empieza, pero no cuando termina.

También te puede interesar

De cabildeo y política

De cabildeo y política

De cabildeo y política