Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

Carmen Aristegui

Por primera vez recibe el Senado una iniciativa bajo la modalidad de ciudadana. El INE validó más de 166 mil firmas y la turnó al Congreso para su estudio y dictamen. Dicha iniciativa propone legislar en materia de revocación del mandato e instauración de la segunda vuelta electoral. Este miércoles se reunirá la Comisión de Puntos Constitucionales para iniciar el proceso legislativo y determinar su procedencia. Es sin duda un hecho histórico resultado de la recientemente aprobada Reforma Política y marca un avance democrático donde los ciudadanos pueden tener iniciativa legislativa, antes reservada solo a legisladores, Poder Ejecutivo y Congresos Locales.

Ambos temas han sido ya planteados en la discusión de los partidos políticos en sus negociaciones en materia de política electoral. Bajo la consideración de certeza legal, y otros alcances que tendrían estas propuestas, ambas han salido de la mesa de negociación. Sin embargo, a cambio se aprobó el llamado gobierno de coalición, modalidad bajo la cual un candidato presidencial ganador, para constituir mayorías legislativas que le permitan gobernabilidad, puede aliarse con otro partido para gobernar y sus secretarios de Estado pasarían por la aprobación del Senado. No es lejano el tiempo en que esta modalidad pueda aplicarse. Es quizá uno de los mayores cambios al sistema político mexicano que conocemos. Este mecanismo sustituyó la propuesta de segunda vuelta electoral como solución para conformar mayorías.

En cuanto a revocación del mandato, ha sido una propuesta más de forma que de fondo. Es usada en el discurso político como una voluntad de empoderar a los ciudadanos frente a sus gobiernos. Se ha preferido ampliar prerrogativas de los partidos que impulsar esta vía. De hecho se cuestiona su efectividad, pues gobiernos infiltrados por el narco son temidos, pero tienen un gran arraigo popular en muchos casos. Y aquí viene la consideración de la influencia de los medios masivos de comunicación en su papel de posicionamiento de candidatos o gobernantes, tanto para empoderarlos como para cuestionarlos.

Ya inició periodo electoral 2015 en gubernaturas y en abril inician las legislativas. Esto afectará el quórum del Congreso, así que marzo es de hecho el último mes en que se pueden impulsar votaciones para aprobar dictámenes. Queda pendiente la Ley General del Agua; el Sistema Nacional Anticorrupción y se espera que hoy se vote la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Llama la atención que la Dip. Merilyn Gómez, MC, secretaria de la Mesa Directiva encargada de administrar el padrón de cabilderos señalara que sus compañeros legisladores le pidieron incluir de forma irregular a empresas de cabildeo que no cumplían con los requisitos establecidos y señala que es necesaria una ley para regular la práctica del lobbying. Este es un tema que cada legislatura discute, y es que más que regular a una profesión, lo que se debe regular es la conducta de los legisladores que piden se registre a dudosas empresas con las cuales seguramente tiene relación. Ya en ley de transparencia se incluye la obligación de informar respecto a esta práctica, que en realidad despierta inquietud. Sin embargo; son los legisladores quienes están en trato con los cabilderos y los hay de diversos sectores social y privado en varios temas. Es pues necesario que la regulación pase por estos representantes populares y no por profesionales que ejercen su derecho a entregar información que pueda ser de utilidad para quienes toman las decisiones.

La nota hoy en México y el mundo es el cese de Carmen Aristegui y su equipo de MVS, que dio a conocer diversas investigaciones como la Casa Blanca de EPN y su esposa, entre otras informaciones. Esto pone de nuevo al Presidente Peña en el centro de una polémica sobre la libertad de expresión e información, le guste o no. Ya exhortó a que las partes lleguen a un acuerdo, pero no parece que alguien quiera acceder al mismo. Ya lo decía un comentarista, el pararrayos del sistema es el propio EPN, por diversas percepciones. Nuevamente aparece la Primera Dama, Angélica Rivera, en la revista Hola, en 21 páginas reseña la visita a Gran Bretaña con todos los detalles. Se repite el mensaje que ya se registró cuando dio a conocer su nueva casa, y no es propiamente el de austeridad republicana frente a la pérdida de confianza e incredulidad que EPN reconoció en esa visita de Estado.

Por lo pronto, Aristegui sale del aire y Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre se queda en el PRI. Y luego queremos una sociedad con valores. Así las cosas.

También te puede interesar

De cabildeo y política

De cabildeo y política

De cabildeo y política