Opinión

De cabildeo y política

31 diciembre 2014 8:1

Concluye el 2014, año de altibajos en México y el mundo. ¿Qué nos traerá el 2015?

Una elección federal y varias locales, que van a permear el trabajo legislativo en su último período. Empero se vislumbra un nuevo sistema anticorrupción que se negocia en el Congreso, pero que no dependerá del Ejecutivo Federal como lo propuso la iniciativa. El paquete legislativo enviado al Congreso por el Presidente Peña aún no logra consenso puesto que policía única e intervención de gobiernos municipales implican temas de federalismo y autonomía difíciles de abordar.

Combatir la infiltración del narcotráfico en gobierno y sociedad es un gran reto. Se crean redes de complicidad debido a los beneficios económicos y al miedo. En varias comunidades todos participan, aún con su omisión, pues denunciar es suicida. Se requiere de fortalecer el tejido social, organización comunitaria, combatir la pobreza, elevar calidad educativa y atacar las fuentes de financiamiento del narco y el lavado de dinero. Se debe estudiar despenalización y prevenir adicciones. Son pues varios frentes que ya abordan dependencias federales como SEDESOL y sus sectorizados con la Cruzada contra el Hambre, SAGARPA, DIF, SEGOB, SHCP, SSA, pero aún se requiere una mayor coordinación de esfuerzos. Y desde luego, de empleos bien remunerados que potencien nuestra inserción en el mundo con mayor competitividad. Tanto la SRE como la SE han trabajado intensamente para mejorar posición de México en el ámbito internacional.

Se impulsó una Reforma Educativa con un contenido laboral importante para mejorar desempeño de docentes, medidas que afectan el control que de plazas, recursos , estímulos y beneficios tienen los sindicatos. La CNTE no acepta la medida, no permitió a INEGI realizar el censo en los estados que domina. Es previsible que en 2015 esta oposición se escale con presión en las calles, para lo cual los sucesos trágicos en Ayotzinapa que nos cimbraron, serán bandera para pedir la renuncia de Peña Nieto y presionar a negociaciones para nulificar el concurso de plazas, la actualización docente y sus estímulos, y otros temas puestos en la mesa de negociación ante la SEGOB. Grupos radicales se sumarán a esta escalada de protestas y conjuntamente tratarán de impedir las elecciones, locales y federales, en Guerrero y otras entidades. Continuarán inhibiendo la labor del INE mediante acciones violentas, en un entorno en el cual las autoridades actúan con cautela para evitar provocaciones que redunden en mártires para los movimientos. ¿paz a cambio de nulificar reforma?

En economía las inversiones esperadas reducen su ritmo, pese a la apertura, por baja en precios del petróleo y la guerra que libran productores. Habrá más movimiento en inversiones en materia de telecomunicaciones, tema también de confrontaciones, que se suman al clima de protestas contra el gobierno. La Federación mantendrá inversión en infraestructura, pese a la cotización del peso que implica mayor pago de deuda externa. El gasto público se reducirá, como ya sucedió en el cierre de 2014, con medidas de fuerte contención que originaron protestas de servidores públicos de confianza y honorarios que no recibieron pagos. El gasto público no puede, ni podrá ser impulsor del crecimiento económico, pese a que se recurra a endeudamiento. Sin embargo; las obras generan empleo y derrama económica importantes, necesarias para impulsar mercado interno. Para compensar el nuevo régimen fiscal de PEMEX se adoptó una Reforma Fiscal que por razones sociales y de negociación política, no incrementó el IVA, e introdujo altas tasas en el ISR, con una reducción de deducibles, y una mayor fiscalización, así como la incorporación de comerciantes de REPECOS a régimen general con seguridad social asociada. No se modificará este esquema en 2015 a pesar de protestas de sectores empresariales.

En EEUU y UE hay signos de recuperación que ayudarán a reactivar los flujos comerciales en los que México está inmerso. Esto ayudará al crecimiento de nuestra economía en 2015. Los exportadores podrán mantener sus volúmenes y quizá incrementar ventas. La maduración de las reformas estructurales está en marcha, no habrá soluciones mágicas, tomará tiempo su instrumentación. No las concluimos en el mejor entorno internacional, lo que restará dinamismo, pero son irreversibles y darán frutos en los próximos años. Es probable que el gabinete cambie, no en forma radical, pero si en un reajuste para enfrentar la crisis actual.

En 2015 les deseo que ustedes y sus familias gocen de salud y de la energía necesaria para emprender con entusiasmo nuevos retos. Tenemos el mismo destino común.