Opinión

De cabildeo y política

Inicia el tercer año de gobierno de Enrique Peña Nieto en un ambiente de retos y dificultades difíciles de superar. Atrás quedó el Pacto por México y las reformas estructurales tan necesarias, pero no suficientes para resolver los aspectos sociales y de seguridad y justicia que hoy aquejan al país. ¿Quién gana con un México infiltrado por el crimen? Pues obviamente los delincuentes. El narcotráfico y todos los delitos asociados imponen terror y usan la fuerza, pero la herramienta más importante es su poder corruptor que se extiende a regiones donde se van conformando amplias redes de complicidad que distintos grupos sociales beneficiados conforman.

Todos saben lo que ocurre, pero nadie ve, ni escucha, mucho menos denuncia, a los operadores del crimen organizado. Y así poco a poco, se infiltra en las estructuras estatales, la más vulnerable, el municipio, instancia de gobierno que en su mayoría carece de recursos y de servidores públicos profesionales. Suman varios los presidentes municipales asesinados por grupos delincuenciales, más de 100 municipios cuentan con solo 12 policías, solo 14 de los 31 estados cuentan con cobertura policial en todos sus municipios.

El crimen organizado busca hoy el poder político al servicio de su lucrativo negocio, que se ha visto afectado por el cultivo de marihuana en los Estados Unidos, y ha debido migrar a otras drogas. Iguala es un centro de acopio de heroína, que ha aumentado su exportación en los últimos cuatro años en más de un 300% según reportó Obama a su Congreso. El Departamento de Estado informó que México es el principal proveedor de opio negro, cuyo consumo ha crecido en ese país. Se estima que un kilo de goma de opio tiene un valor comercial de 300 dólares. Lo cierto es que en Iguala y Cocula hay muchos más cadáveres que los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, en diversas tumbas clandestinas.

Por eso los partidos políticos se topan hoy con un motivo más de descalificación, pues la selección de candidatos muchas veces se basa en la capacidad de financiar una campaña y movilizar a los votantes, para lograr el triunfo electoral. En aras de ganar elecciones, los partidos han sido desaseados en su selección de candidatos, de los cuales se deslindan en cuanto surgen los problemas, dejando a los ciudadanos con un gran desencanto. Hoy todos los partidos van a reforzar sus métodos, se habla de pruebas de consumo de drogas, hasta polígrafo, cartas compromiso, revisión de patrimonio, en fin, veremos si funcionan las medidas.

Tras lo sucedido en Ayotzinapa, Enrique Peña ha debido voltear hacia una realidad de violencia, impunidad y criminalidad que vulneran el Estado de Derecho. La semana pasada propuso diez puntos para combatir la crisis de seguridad y procuración de justicia, ampliamente difundidos. Ayer el Senado turnó a Comisiones las iniciativas de reforma constitucional recibidas el lunes para crear el mando único policial en los Estados, ya no sujeto al acuerdo municipal; se incluye un mecanismo para que la Federación intervenga un municipio ante indicios de que se infiltró el crimen organizado; y define las esferas de colaboración entre Estados y Federación para perseguir delitos e impedir impunidad. Se establecen condiciones para mejorar capacitación y salarios de los policías.

Ya se reunieron los coordinadores de las fracciones parlamentarias para definir una ruta para la discusión de las iniciativas a fin de concluir el 15 y se plantea incluso un extraordinario en diciembre, pues están en estudio otras iniciativas, nombramientos de fiscales anticorrupción, y otros temas que complementan los cambios que deben emprenderse. Sin embrago; el Consejo Político del PAN, se pronunció en contra del mando único estatal y de un posible extraordinario para aprobar iniciativas. Así las cosas, frente a un año electoral, prevalece la desconfianza de panistas en torno a la propuesta de EPN.

Dos noticias importantes, ayer se aprobó en Cámara de Diputados la Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos que busca afianzar el control sobre ese sector por el gobierno federal, permite el juego abierto y reglamenta las apuestas por internet, además de establecer controles para evitar lavado de dinero, por más de un año Marcela González Salas trabajó el proyecto con el Congreso. Finalmente se creará una Comisión para investigar el proceso de licitación y posterior cancelación del tren rápido Querétaro-México.