Opinión

De cabildeo y política

Con la novedad de que el gran pasivo laboral de Pemex y CFE exige que los contratos colectivos sean modificados antes de llegar al "debo, no niego; pago, no tengo". Y qué mejor momento que el de la reforma energética para distinguir entre valor y precio. Porque al abrirse la competencia se requiere una renegociación contractual. El Estado baja los costos de un pasivo laboral que, de cualquier manera que se vea, recaerá en las arcas públicas como señaló Luis Videgaray.

El pasivo laboral del país es enorme. Muchos gobiernos estatales no han fondeado sus pensiones y jubilaciones, y qué decir de muchos municipios, que pagan por disposición judicial las pensiones y jubilaciones con gasto corriente pues nunca fondearon las mismas. La situación del IMSS y del ISSSTE, pese a sus reformas, no han resuelto el problema y las Afore, con un porcentaje tan bajo de aportaciones, no garantizan un retiro digno si no se eleva el monto de contribuciones.

Tema para reflexionar ante sindicatos poderosos de empresas paraestatales que fueron beneficiarios de políticas populistas que hoy ya no son viables: No te preocupes por el dinero, ¡al cabo ya no hay!

En la Cámara de Diputados abren la puerta a fondear parte de las pensiones y jubilaciones de los pasivos laborales de Pemex y CFE con recursos públicos directos. La discusión en la Cámara baja se centró en este tema, junto con las nuevas condiciones para la Ley de Coordinación Fiscal que deberá ajustarse a una baja de los ingresos petroleros que son participables. Se modificaron aspectos de la ocupación temporal por el debate de tenencia de la tierra y de inversión extranjera, por lo cual regresa al Senado la minuta con cambios para su aprobación.

Contrariamente a lo que sucede en otros países, encontrar petróleo en tus tierras es una desgracia: de inmediato aplicaba la expropiación. Hoy tampoco son buenas noticias, pero habrá derecho al pataleo. Las sesiones han sido maratónicas y todos los actores han cumplido con sus roles. No parece necesario un cambio de sede. Las izquierdas han protestado y se han opuesto, debatido, votado en contra, sin impedir las sesiones. PRI-PAN-PVEM-Panal han resistido y defendido las reformas, con sus modificaciones.

Como lo preveíamos, para los primeros días de agosto se contará con un nuevo marco jurídico por las reformas estructurales, y continuarán las adecuaciones en el próximo periodo ordinario en el paquete económico, así como en otras regulaciones.

El salario mínimo, su vigencia y justificación han sido cuestionados. Primero por diputados locales del PRD del Distrito Federal y posteriormente el propio Alfonso Navarrete Prida de la STPS se pronunció por su revisión. Los grupos empresariales alertaron sobre su vinculación con la productividad, pero ahora Gustavo Madero hace suyo el asunto y plantea que el PAN buscará una consulta popular en 2015. Así las cosas, es previsible que se harán análisis y cambios en el tema, hoy referencia para multas administrativas.

En el DF se avanzó en legislar en materia de movilidad, asunto urgente en una ciudad tan colapsada por el tráfico. Se habla de corredores, Metrobús y más líneas de Metro, así como trenes suburbanos y la conectividad entre todos ellos. De hecho, ya funcionan algunos corredores, pero sus operadores se quejan de que se mantienen microbuses ´pirata´ que ponen en riesgo la viabilidad económica de las nuevas empresas sociales. Más que un tema legislativo, el asunto recae en un tema de gobierno, que debe poner orden y no proteger a los ´piratas´ que amenazan no sólo a los concesionarios, sino fundamentalmente a los pasajeros y su seguridad.