Opinión

De cabildeo y política

“No tenemos otro mundo al que podernos mudar.”
Gabriel García Márquez

Dicho lo anterior, aquí debemos sobrevivir y adaptarnos a las condiciones. Concluyó la Semana Santa donde acontecieron muchos eventos, accidentes carreteros, granizada intensa, temblor de terror en DF y Guerrero, la muerte de Gabriel García Márquez y para cerrar falleció Emmanuel Carballo el pasado domingo. Nos queda releer sus obras para rendirles tributo.

En contraste el Congreso descansó en estos días. Quedan unas cuantas sesiones para el cierre del período el 30 de abril. No se han recibido las iniciativas de reformas secundarias en materia de energía y todo apunta a que la condición previa de aprobar la reforma política no logre concretarse. El dictamen de telecomunicaciones enfrenta descalificaciones, por el manejo de Javier Lozano, quien trabajó el proyecto en la directiva y no con los Senadores, además de que distintos actores, entre ellos la diputada Purificación Carpinteyro piden a Lozano se excuse por su relación con Silvana Ponzanelli, quien trabaja en Televisa y es madre de sus cuatro hijos. Lozano se defiende como experto en la materia. El PRD anunció voto en contra. Sin embargo, la alianza PRI-PVEM-PANAL solo requiere de unos cuantos votos del PAN para alcanzar mayoría a fin de aprobarla en el pleno el 25 según calendario.

Cuauhtémoc Cárdenas y Javier Corral anuncian para el 26 una cadena humana para protestar contra las leyes secundarias pues atentan contra la libertad de expresión en redes sociales. Ha sido trend topic en redes la protesta contra EPN y la polémica está desatada. Lozano pide que se analice el dictamen pues asegura no se tocan libertades fundamentales. Mientras tanto en Cámara de Diputados esperan que lleguen las minutas del Senado y se quejan de que varias leyes están paradas por falta de acuerdos. En tanto, legislaron para aumentar las penas por secuestro, como si éstas pudiesen resolver el problema.

Ya se habla de un posible período extraordinario, para el cual es probable se reciban las iniciativas energéticas en el período ordinario para darles turno a Comisiones que empiecen a analizarlas. El trabajo de cabildeo continúa entre fracciones parlamentarias y gobierno. Imposible procesar más de 26 leyes secundarias por ambas Cámaras en sólo unos días. Lo cual no impide que se continúen las negociaciones en varios frentes entre distintos actores. Si la legislación secundaria en telecomunicaciones avanza, se dará un primer paso, pero quedará pendiente lo político y lo energético.

Para citar a un extraordinario se requiere de dos terceras partes del quórum de los integrantes de la Comisión Permanente, se debe hacer con una agenda definida y fechas establecidas según su ley. Por tanto, todo pasa por las negociaciones para lograr una mayoría que apruebe las secundarias.

Poco se habla de la reforma político-electoral, y se destaca la urgencia de contar con el nuevo marco de acción del INE para las elecciones 2015, ya en puerta. Pero lo más importante es la figura del gobierno de coalición que permita contar con mayorías parlamentarias y que implica un cambio del sistema político muy sustantivo. De hecho en el PAN es el tema de la elección interna. Mientras Gustavo Madero señala los avances del PAN en la coalición con PRI en estos años, Ernesto Cordero se inclina por encarecer e incluso frenar la agenda de cambios estructurales que el propio gobierno panista fracasó en impulsar.

Para las izquierdas el asunto pasa por Morena y AMLO, que se llevarán buena parte de la votación en 2015, incluido el DF. La reforma política se empuja fuerte en el Senado pero aún no hay dictamen. En tanto, Carlos Navarrete continua su campaña para dirigir el PRD sin mayores contratiempos. Quizá por eso el CEN del PRI busque distanciarse de Cuauhtémoc Gutiérrez y su grupo, pues se abren oportunidades para el tricolor y para el PAN ante la división del voto perredista. Y el personaje es impresentable. Al tiempo.