Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

ME Peña y Trump. (Especial)

¡Absolutamente Trump! Aunque la cooperación en materia de migración y seguridad no ha cesado, más bien se ha fortalecido con las reuniones a nivel ministerial. Se inicia la renegociación del TLCAN bajo la premisa de su modernización, que implicaría incluir aspectos de energía y de
telecomunicaciones, entre otros temas relevantes.

Con ese ambiente se llevó a cabo la primera reunión entre Enrique Peña y Donald Trump en el marco de la Cumbre de Líderes del G-20.
Los países del G-20 suman el 80% de la producción económica mundial.

Para México esta relación es fundamental ya que el 92% del intercambio comercial de nuestro país se realiza con este bloque. De los 10 países con los que México sostiene el mayor comercio, 7 pertenecen a este grupo.

Enrique Peña sostuvo reuniones bilaterales con los mandatarios de
Francia, Macron; Turquía, Erdogan; Italia, Gentiloni; India, Modi; España, Rajoy; y con Canadá, Trudeau, con quien acordó continuar trabajando para garantizar el TLCAN.

Con Trump se abordó la posibilidad de establecer acuerdos de trabajo
temporal para apoyar los ciclos agrícolas en EU, como ya se hace en
Canadá, lo cual supondría un nuevo marco legal y un avance para ordenar migración. Sin embargo, fuera del marco bilateral, Trump contestó “Absolutamente” a pregunta de reportero de si insistiría en que México pague el muro.

En sus tuits insistió en que de no ser satisfactoria la renegociación, EU abandonaría el TLCAN. El discurso no ha cambiado, pese a que hay avances en la relación bilateral. Mnuchin, Secretario del Tesoro, afirmó que es el TLCAN y la migración los aspectos prioritarios de la relación bilateral y no el muro.

El balance de la Cumbre del G-20 es contradictorio. Si bien Alemania logró un mensaje de respaldo al sistema multilateral de comercio, que añadió inquietudes de Trump sobre reciprocidad; de combate al terrorismo y al crimen organizado; migración ordenada; así como al combate al cambio climático, con párrafo aparte para Estados Unidos.

La resistencia y el aislamiento de EU marcó la reunión, que abrió paso a liderazgos más consolidados de China y de Rusia. La reunión bilateral entre Trump y Putin, fue favorable a este último, con un balance en el cual sale ileso de sus intervenciones en elecciones de otros países.

Trump solo acertó a decir que cree en su palabra tras más de dos horas de pláticas. Más aún, Rusia negó que se afianzará un acuerdo para crear una unidad de seguridad cibernética, como en su momento afirmó Trump, que también rectificó, tras fuertes críticas de sus legisladores.

Nadie parece dispuesto a seguir los pasos de Trump. No hay indicios de
que los países abandonen el COP21 de Paris, y de hecho, Macron llamó a una cumbre mundial en diciembre de este año. Japón y Canadá ya firmaron sus acuerdos comerciales con la UE. Y Merkel ha insinuado que podría firmarse acuerdo con China.

Y aun cuando Trump ha hablado de reforzar acuerdos bilaterales, a la fecha no ha iniciado alguna negociación, ni siquiera con Gran Bretaña. Si bien el acuerdo de cese al fuego en Siria funcionó al principio, no hay mecanismos para que se haga un esfuerzo permanente y el apoyo ruso al Presidente sirio está fuera de cuestionamiento.

Trump se reunirá con Macron en Francia, para abordar temas de 
seguridad y encabezar los festejos del aniversario de la Revolución
Francesa. Pronto sabremos si se logran avances o EU mantiene lo que
aquí llamamos una sana distancia.

La entrevista del Donald Trump Jr. con una abogada rusa para recabar
información sobre Hillary Clinton para minar su campaña está en la mira
de las investigaciones. La noticia se dio a conocer por la prensa. Sin
embargo, el Presidente Trump señala que su hijo ha sido totalmente
transparente, pues en entrevista con FOX reconoció el encuentro, dijo no hubo información relevante y por ello no informó a su padre.

Le parece digno de elogio. Acusa de nuevo una cacería en su contra.
Desde luego quedan dudas y muchas. La investigación sobre la
intromisión rusa en la campaña presidencial continúa. No hay que
adelantar vísperas. Y nosotros nos aplicamos a la renegociación TLCAN, pese a dimes y diretes.

Los temas duros aún están por ponerse sobre la mesa. México ha señalado que la negociación de la relación bilateral debe incluir aspectos de seguridad, migración y lavado de dinero, vitales para 
nuestro vecino. La moneda está en el aire.

También te puede interesar:
​De cabildeo y política
De cabildeo y política
De cabildeo y política