Opinión

De cabildeo y política

09 marzo 2017 5:0
 
1
 

 

Peña

En el Día Internacional de la Mujer la llamada fue contra la violencia de género y de lucha por la igualdad plena, con un movimiento mundial que llamó a la huelga para visibilizar la discriminación. Ya están por definirse las candidaturas presidenciales hacia el 2018. Trump emite nueva orden ejecutiva contra migrantes y acusa a Obama de espionaje ante el Congreso, para politizar el asunto. Por su parte Ross Wilbur, en inesperados mensajes, señaló que una buena renegociación del TLCAN es posible. La reunión Meade- Mnuchin alienta cooperación. Como lo hemos señalado, el tiempo ayuda, y más, el cabildeo.

Las mujeres hemos avanzado en el reconocimiento de nuestros derechos, ha sido una lucha constante en sociedades patriarcales, desde el acceso a la propiedad, a la patria potestad, a la educación, a la igualdad jurídica, al trabajo remunerado, al voto, hasta la defensa de derechos políticos. Hoy muchos hablan de la igualdad y condenan la violencia de género, pero en el Congreso no logra aprobarse la ley de violencia política contra las mujeres, entre cuyas víctimas me encuentro, sin acceder a la justicia. La lucha se da a través de distintos caminos y varias organizaciones, en algunas participo. La huelga convocada a nivel mundial fue exitosa para visibilizar el aporte que hacemos a sociedad y familia. Cambiar mentalidades es el gran reto, lograrlo implica educación sobre nuevos roles de género y la recompensa, un mejor futuro para todos.

Están por definirse las candidaturas presidenciales. En aniversario del PRI, Enrique Peña no se dio por muerto, aseguró que espera triunfos electorales en 2017 y 2018. Su optimismo es criticado incluso burlonamente por AMLO, Morena, y por Anaya, PAN. Las encuestas le son desfavorables. Sin embargo, en EDOMEX los tres candidatos están empatados, el que logre crecer en la campaña, se lleva la Gubernatura. Y el resultado será muy importante hacia el 2018.

Algo similar sucederá con la campaña presidencial. ¿Es optimista Peña pese a sus fracasos por la impunidad frente a la corrupción? Veamos algunos aspectos de posibles cálculos. En el verano se inicia renegociación del TLCAN. Si es un acuerdo sensato, se incluirán dos sectores que están ausentes. Uno el energético, que en México se liberó; otro el de telecomunicaciones y nuevas tecnologías de la información, que define competitividad. Los temas en la mesa incluyen migración, seguridad fronteriza, combate al narcotráfico, lavado de dinero, tráfico de armas y derechos de migrantes. La negociación estará sujeta a tiempos que en México se empalmarán con la elección presidencial y quizá su ratificación en Senado se registre incluso tras el proceso electoral.

De los candidatos punteros, los Calderón no se caracterizaron por un gobierno que mejorase la seguridad, más aún, sin labor de investigación e inteligencia, nos sumieron en un baño de sangre que aún no concluye. Ese y otros temas, también de corrupción e impunidad, perseguirán a Margarita Zavala si es la candidata del PAN. Es muy vulnerable pese a lo que reflejen las encuestas. Por eso no hay una decisión en el blanquiazul.

Por su parte AMLO, hoy puntero, amenaza con revertir la reforma energética, claro previa consulta. Derechos de mujeres y comunidad gay también los referirá a consulta, como si los derechos humanos se pudiesen acotar. Su visión, confirmó, es de mirar al pasado, cuando el Estado ejercía monopolios en energía y transporte, entre otros rubros.

Nunca aclara como manejaría el sector y cómo esta situación afectaría inversiones extranjeras ya pactadas. Tampoco si rechazaría la negociación del TLCAN por incluir al sector energético. En resumen, pueden vislumbrarse rompimientos con altos costos sociales. Pero el enojo atrae al populismo.

En el PRI se mantiene una contienda soterrada por la candidatura. No hay un claro candidato definido. Pero serán ellos quienes tengan la ventaja por estar al frente del gobierno en un momento donde se reinventa la relación bilateral con nuestro mayor mercado.

Así las cosas, el optimismo de Peña, -si además logra apresar a Duarte y poner orden en casa-, no parece tan descabellado. Cierto le pesa demasiado la impunidad. Pero si la elección presidencial pasa por estas tres opciones frente a un panorama internacional de incertidumbre, las preferencias pueden equilibrarse y como hoy sucede en el EDOMEX, el desempeño y el perfil de los candidatos definirá al ganador. Al tiempo.

También te puede interesar:

De cabildeo y política

De cabildeo y política

De cabildeo y política