Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

El futuro. El mejor escenario para Clinton es que la investigación se resuelva rápido y sin cargos, pero lo más probable es que tome tiempo, y arroje dudas sobre la campaña. (Especial)

Celebramos nuestras tradiciones y abundaron las calaveritas. De todo hubo, políticos, empresarios, artistas y no faltaron Clinton y Trump. Y es que si Halloween es de miedo, el 8 de noviembre se vislumbra con terror. Porque una cosa es ser buen candidato, y otra, muy distinta, gobernar. Trump es analfabeta en ese campo, lleno de prejuicios y ocurrencias que de instrumentarse llevarán a EEUU y al mundo a una debacle, eso si muy alegre y democrática. Clinton tiene poco carisma, pero sabe ejercer el poder, no necesariamente nos tratará bien, transitaremos en mejores términos. La paridad del peso refleja claramente las tendencias y los temores.

Serán muy cerradas las votaciones, el triunfo dependerá de la concentración de votantes en estados clave para ganar votos electorales. Por primera vez hay misiones de observadores electorales en EEUU. Ambos candidatos se preparan para un litigio post electoral, que no hemos visto en la vecina nación. Aunque reprueban a Trump premios nobel, artistas, académicos, éste goza de gran popularidad y no se descarta una sorpresa si logra movilizar a votantes, antes apáticos, a las urnas. Los demócratas también buscan movilizar a sus votantes, pero no cuentan con el entusiasmo que despierta su adversario. La próxima semana comentaremos los resultados. Por lo pronto llame a su amigo norteamericano y pídale su voto.

Nuestro sentido del humor frente a la muerte es muy mexicano. Ahora Spectre puso de moda el desfile en la CDMX. La mega ofrenda en el zócalo capitalino “Canto al Agua” de Romero lució espectacular y se festejaron nuestras tradiciones. Lo que no es gracioso es la cantidad de muertos que acumulamos por la violencia del narcotráfico. Muchos no pueden llorar a sus muertos porque ni siquiera saben dónde están, reportados desaparecidos, imposible ubicar sus restos mortales. México pone los muertos y EEUU los consumidores. Prohibir el uso no medicinal de sustancias que pueden afectar la salud es muy distinto a prohibirlo por razones morales. Las malas sustancias se convierten en buenas si abastecen al monopolio farmacéutico.

El abasto de psicotrópicos y estupefacientes se requiere para hacer viable el derecho a la salud. El problema es el cultivo al margen del canal internacional de ONU para abastecer a la industria farmacéutica. Por eso, hay que apoyar al Gobernador Héctor Astudillo en su propuesta para conseguir la autorización para el cultivo de la amapola con fines medicinales. El cambio de cultivos que ofrece el gobierno a los campesinos es poco viable. Solo 18 países cuentan con dicha autorización. México cuenta con condiciones sumamente favorables para el cultivo de la amapola, muy superiores a las de otros países. Según datos ONU el 92% de la morfina se distribuye entre el 8% de la población mundial. Datos de Díaz Cuervo señalan que 17% de los países utilizan el 83% de la producción de medicamentos derivados de drogas, y dejan al resto del mundo con solo un 8%.

De hecho la Junta Internacional De Fiscalización de Estupefacientes dependiente de ONU, orienta el flujo de materias primas, es decir de los cultivos, a quienes detentan las patentes, para regresarlas ya procesadas, al resto del mundo, a precios que maximizan ganancias. Por eso es tan complicado obtener la autorización, pues se producen medicamentos para quienes pueden pagarlos y no para atender a la población en general, que no tiene acceso. Hay algunos estudios y presiones para cambiar el paradigma prohibicionista que expropió los remedios tradicionales contra el dolor a pueblos enteros, pero mientras eso no suceda, solo queda el canal internacional para que se cultive el opio medicinal.

La propuesta de Astudillo es sensata y económicamente viable, pero logar la autorización de la Junta no es algo sencillo, pues se valoran demanda y distintos aspectos, entre los cuales el entorno de seguridad es un aspecto importante. Requiere del apoyo federal y de un posicionamiento de México a nivel internacional que debería incluir no solo la amapola, también la marihuana para fines medicinales. Los legisladores no entienden el problema y siguen con un modelo prohibicionista que criminaliza adictos, limita usos medicinales, acrecienta la violencia y viola derechos humanos en el combate frontal al narcotráfico, entre otros costos sociales. Por lo pronto lo que si se registra es una estela de muertos en estos festejos.

También te puede interesar:

De cabildeo y política

De cabildeo y política

De cabildeo y política