Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

José Antonio Meade

Las notas de la semana se centran en el debate entre Hillary Clinton y Donald Trump, y las comparecencias de José Antonio Meade, SHCP, ante el Congreso. Ambas se ligan con el desempeño de la economía y el tipo de cambio. La recuperación del peso por el desempeño de Clinton refleja la sensibilidad de los mercados frente a la elección en los Estados Unidos y las amenazas que se ciernen sobre México y el libre comercio.

El debate lo ganó Clinton en forma clara, aunque no contundente, Trump incluso ha buscado excusas para justificarse y amenaza con ser más agresivo. Sin embargo, la duda es si este triunfo se traducirá en votos a favor de la demócrata y si se detendrá su caída en las preferencias electorales. Faltan otros dos debates, pero como suele suceder, ya no serán tan definitivos. Aunque todo puede pasar antes de noviembre. Las encuestas señalan un empate entre los candidatos. Hay que recordar que el sistema electoral norteamericano no elige a su Presidente por voto directo. Lo hace por los votos electorales por Estado conforme al número de electores. El ganador requiere de 270 votos electorales. En este terreno Clinton aún mantiene una ligera ventaja frente a Trump.

La administración de Obama enfrentó la gran crisis económica y financiera del siglo XXI que afectó a los Estados Unidos y al mundo, la cual socavó su liderazgo. Muchos norteamericanos no entienden causas y buscan culpables. El discurso de Trump como alguien franco, directo, que confronta a una clase política tradicional, que señala errores y eleva la voz sin cuidar las formas lo colocan como un jugador fresco, nuevo, con planteamientos radicales que quizá funcionen para frenar el deterioro del ingreso de los trabajadores y es altamente popular. Si bien Clinton lo exhibió como mentiroso, evasor de impuestos, racista, misógino, y peligroso para tener el control de armas nucleares, lo cierto es que sus defectos ya eran conocidos, y perdonados por sus seguidores. Y es lo que sorprende, la ingenuidad del pueblo norteamericano ante la amenaza que Trump representa.

De las posturas de Trump en el debate destacó su oposición al NAFTA y sus ataques a Ford, empresa que por primera vez se defiende de la mano con su sindicato. México sigue siendo su blanco favorito, así como inmigrantes como delincuentes peligrosos, a fin de enfrentar a latinos y afroamericanos entre ellos mismos. La derrota ideológica que sufrió en el debate ayuda, pero no resuelve la elección. No es de extrañar que el gran ganador del debate fuese el peso.

El Secretario Meade en sus comparecencias reconoció que la elección en Estados Unidos afecta los mercados e influye en la estabilidad de nuestro país. El recorte del gasto público sostuvo el Secretario es una medida para prevenir costos mayores como los que enfrentan otros países. Señaló fortalezas, una economía que crece, un mercado interno dinámico, un sólido sistema financiero, mayor formalidad y empleo, ingresos menos dependientes del petróleo, baja inflación. Las críticas de legisladores se centraron en el monto de la deuda, el gasto publicitario del gobierno, presiones de tipo de cambio y precio del petróleo para 2017, precios de gasolinas y recaudación fiscal, el gasto a organismos autónomos y a los Poderes, entre otros. Pese a diferencias, prevalece un ambiente de comunicación, y se reconoce que son críticas las actuales condiciones de turbulencia internacional. Destaca la mejora de la competitividad de México en los últimos diez años.

Ante recortes en la Ciudad de México que afectarán movilidad e infraestructura, como señaló Edgar Amador, Finanzas, los gobernadores del PRD se reunirán este viernes con el Secretario Meade para analizar alternativas al PEF 2017. La deuda de los estados y municipios es otro tema que también presiona estabilidad. Deben hacerse mayores esfuerzos recaudatorios en este nivel, como lo ha hecho el gobierno capitalino. Lo interesante es que Meade y los actores políticos dialogan para buscar opciones de solución ante condiciones tan adversas.

La suspensión de derechos de Duarte y miembros de su gabinete puede parecer insuficiente para la opinión pública, pero implica un cambio que ha confrontado a priístas que no se han atrevido ni siquiera a cuestionar actuaciones como la de Cuauhtémoc de la Torre. No hay casualidades y la liquidación de Ochoa Reza hecha por la CFE rápidamente se convirtió en tema de cuestionamiento en torno a corrupción. Sin embargo, si los priístas no actúan frente al fracaso del “nuevo PRI” que antes presumieron, los ajustes de cuentas igual se harán por sus adversarios.

Twitter:@Rosariodf

También te puede interesar:

De cabildeo y política

De cabildeo y política

De cabildeo y política