Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

Senado de la República. (Cuartoscuro)

El martes no tocaba. Así lo expresó el Presidente del Senado Gil Zuarth quien señaló no estaba en su “ánimo violar todos los días la Constitución”. Tomó protesta al suplente de Mónica Arreola, Manuel Cárdenas Fonseca, pese a existir juicio ante el TEPJF. Gamboa Patrón avaló el acto. O sea, en otros días si aplica la violación. Lo hemos constatado con nombramientos de Consejeros Electorales y Magistrados. Antes se guardaban las formas. En esta ocasión era una discusión por demás interesante en torno a los derechos políticos de las mujeres. Además trataba del reglamento interno del Senado, que fija la fecha de diez días para llamar al suplente, pero no establece sanción por no hacerlo y son muchos los casos en que el suplente no es llamado de inmediato.

Veamos el fondo de lo ocurrido. Cárdenas Fonseca quien fuese particular de Labastida en su campaña presidencial, pasó a formar parte de Nueva Alianza, fue diputado federal y local por ese partido, al cual renunció en 2015. No va a representar a NA en el Senado, ingresa como independiente y probablemente se sume al PAN, según rumor en los corrillos del Senado. Pierde NA su única Senaduría ganada por elección y quizá el PAN, o el PRI, sumen un nuevo integrante, o al menos un nuevo voto. Este es el fondo político. Ya NA recurre al Tribunal con su queja.

En cuanto a derechos políticos de las mujeres, Mirna Isabel Saldívar, tercera en la lista plurinominal de NA estableció queja ante el TEPJF porque reclamaba tener el derecho a ser la suplente con base en la sentencia 1264 del propio TEPJF. Dicha sentencia, que el entonces el IFE debió acatar, estableció que en la cuota 60/40 suplentes de mujeres debían ser mujeres, lo cual fue incumplido por NA al acreditar en un cambio a Cárdenas Fonseca. A pesar de que su Informe el IFE señaló que revisó y constató que así fuese, acreditó indebidamente a un varón.

Posteriormente los alegatos dicen que el cumplimiento de la sentencia 12624 se dio porque en las listas la cuota 40/60 debía observarse en tramos de cinco bloques y NA cubrió más del porcentaje. Pero lo cierto es que no se respetó la jurisprudencia del TEPJF, de suplentes mujeres, se le dio la vuelta y tanto NA como el IFE no acataron cabalmente el cumplimiento de la sentencia.

Senadoras y PRD pidieron esperar el TEPJF emitiera su resolución. Pero el martes no tocaba violar la Constitución, dijo Gil, aún sin sentencia. Corría la voz de que la sentencia favorecería a Cárdenas Fonseca. La causa es interesante y se ha encontrado una nueva forma de darle la vuelta a la protección de los derechos políticos de la mujer.

El asunto consiste en que la sentencia 12624 solo aplica, dijeron algunos magistrados a la red Mujeres en Plural, para el momento del registro y las sustituciones durante el proceso electoral, pero ya no en funciones. Tras elección, si titular y suplente no pueden asumir cargo, son otras las reglas conforme la auto determinación de los partidos políticos y los lineamientos aplicables, que no siempre establecen criterio de género. Así en Chiapas ya renunciaron Presidentas Municipales y sus fórmulas para ceder el espacio a sus parejas varones.

El miércoles por la tarde el TEPJF definió su criterio, no pude incluirlo en este análisis. Todo apuntaba a que se impondría un criterio procesal, es decir, cerrado el momento de haber impugnado, votada la fórmula, ya no aplica la tutelación de derechos políticos violentados. El propio TEPJF iría contra su propia sentencia 12624 pues no prevalecerá el criterio emitido y no acatado de proteger a las mujeres de los llamados “juanitos”. El análisis jurídico es complejo. Pero aquí me surge un cuestionamiento, -creo se debe legislar-, relativo a si aplica o no una suspensión en caso de violación de derechos humanos, si deben existir en tribunales constitucionales procesos evolutivos en sus sentencias, para poder juzgar con perspectiva de género.

Tema que pudiese ser retomado en la Constitución de la Ciudad de México para tutelar derechos humanos, porque se debe establecer si las sentencias irradian o no procesos restitutorios. Ya el artículo primero constitucional enmarca derechos humanos. Se requiere analizar como puede evolucionar en lugar de involucionar su tutela. Es tarea pendiente de Miguel Mancera y los constituyentes que modestamente pongo en la mesa.

Twitter:@Rosariodf

También te puede interesar:

De cabildeo y política

De cabildeo y política

De cabildeo y política