Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

Mariguana, Barcelona. (NYT)

La Primera Sala de la SCJN concedió el amparo al grupo SMART para producir, consumir y transportar marihuana con fines lúdicos. El dictamen del Ministro Zaldívar marca así una antes y un después en torno a la flexibilización del uso de la marihuana en México y de las libertades individuales. Toca al Legislativo apresurar el paso para emitir una legislación en la materia, o de otra forma, la autorización de la SCJN se ampliará a otros grupos.

Si bien EPN aseguró que en su sexenio no se aprobaría el consumo de la marihuana, hoy se ve rebasado por la Corte. Deberá cambiar pues su perspectiva sobre la necesaria regulación, con disposiciones más flexibles, que abandonen prohibicionismo y criminalización de adictos.

La noticia correrá pronto al mundo y debemos incursionar en las mejores prácticas. Seguramente se gravará su consumo. Su uso médico será una consecuencia. Por siglos los mexicanos consumieron marihuana hasta que los avances de la industria farmacéutica generaron prohibiciones.

El debate es mundial, ONU lo abordará en 2016, pues las prohibiciones no han frenado consumo y se ha generado violencia, lavado de dinero, y financiación para otros crímenes de la delincuencia organizada. De acuerdo a encuestas el consumo de marihuana se ha incrementado entre jóvenes. La decisión de los Ministros responde a una realidad que muchos no reconocen.

Los derechos humanos son nuevamente reivindicados por la SCJN, y se reconoce así la libertad individual frente al Estado cuando trata de imponer una moralidad o una serie de valores a los ciudadanos. Ese es otro gran triunfo, privilegiar el derecho a decidir sobre el desarrollo de la personalidad siempre que no afecte a terceros. No es un tema menor, reivindica el liberalismo mexicano. Es un reto para el Legislativo legislar pronto y bien.

El Congreso finalmente rechazó bajar IEPS a bebidas azucaradas de todo tipo. Adopta medidas recaudatorias, pero no se traducen en sistemas de prevención de enfermedades o de adicciones. A esto agregamos que el sistema de pensiones y jubilaciones no es capaz de brindar una vejez digna. La población envejece en México a una velocidad mayor que el fondeo del sistema. Se ha cambiado por las Afores, que se supervisan para evitar quebrantos, pero cuyo monto de ahorro para obtener una jubilación es a todas luces insuficiente. Además el costo de la medicina crece por patentes, tipo de cambio, nuevos insumos, se cotiza en mercado internacional un servicio que se fondea con salarios deprimidos.

La crisis del sistema de salud y seguridad social la padecen más las mujeres. Ellas cuidan ancianos y enfermos, sobreviven a sus esposos o parejas, deben enfrentar una vejez de fuertes limitaciones en caso de ser derechohabientes. Las casas de retiro particulares no están reglamentadas adecuadamente y son de terror en muchas ocasiones. La deducibilidad fiscal no permite que el seguro de gastos médicos mayores pueda afrontarse para atender casos fuera del sistema de salud, cada vez más limitado.

Es de horror lo que como país nos espera por envejecimiento y empobrecimiento de la población. Se celebró aniversario del IMSS donde su director dio una buena noticia: hay fondos para terminar el sexenio. ¿Y luego? El ISSSTE verá disminuir derechohabiencia por los recortes en el gasto público que mandarán a miles a la calle.

Lo cierto es que el Estado debe resolver muchos más problemas que la inseguridad, al final, todo es economía. México es afortunado pues crece modestamente en un entorno de recesiones de varios países. No es suficiente por los rezagos. Las pensiones se llevan una buena parte del gasto público hoy es más de 12% del PEF. La asistencia de programas sociales para tercera edad es un paliativo. Viejos, enfermos y pobres es el futuro inmediato de varias generaciones. Por lo pronto la SCJN falló a favor de viuda que reclamaba su pensión y se le negaba conforme Ley IMSS que limita ese derecho. La elección de Ministros es por muchas razones muy relevante.

Twitter:@Rosariodf

También te puede interesar:

De cabildeo y política

De cabildeo y política

De cabildeo y política