El más obligado...
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El más obligado...

COMPARTIR

···

El más obligado...

04/12/2018
Actualización 04/12/2018 - 14:36

Es el América. Históricamente, es un club concebido y hecho para jugar liguillas y para ganarlas. Es siempre el más cuestionado y por ende el más presionado. Es un equipo donde nada parece bastarle más que levantar la Copa y ser mejor que sus rivales. Es el América, el equipo con los números más impresionantes en esta fase del torneo. Es el América de los héroes legendarios de la Liguilla. Es el América de las noches “de matar o morir”, del “ADN” de Liguilla, de la polémica, del arbitraje, de los imposibles convertidos en realidad, es el América de “La Monumental” y del grito profundo del “Vaaamos... Vamos América” que se desgaja desde la cabecera norte del Estadio Azteca. Es el América y si no es Campeón, no sirve.

Ni siquiera el argumento de los casi 21 años sin ganar un título de Liga es válido para separar a uno del otro: El América tiene tanta presión como Cruz Azul en lograr el campeonato.

“Si no somos campeones, no es muy seguro que yo siga aquí el próximo año”. Nadie mejor que Miguel Herrera para entender de qué se trata el América y supongo que el mismo mensaje les entregó el mismísimo dueño del club, Emilio Azcárraga, cuando, de manera sorpresiva, se apareció por Coapa para compartir con el equipo y ofrecerles premios por la Liguilla. Ningún equipo del futbol mexicano está tan presionado como el América para conseguir el trofeo. Un subcampeonato del América, más allá de las formas, será considerado un fracaso.

El América se la ha ingeniado para terminar bien en un torneo donde la urgencia y la necesidad de Cruz Azul parecieron “robarles” siempre el protagonismo y los reflectores. El América terminó a tres puntos de liderato, solo perdió dos juegos en todo el calendario regular y arribó a la Liguilla con 11 fechas consecutivas sin conocer la derrota. El equipo se jacta de ser la mejor ofensiva del futbol mexicano y tiene también el mejor equilibrio entre su ataque y su defensa. El América envió mensajes de un gran torneo sin alcanzar jamás la espectacularidad.

Ahondar en el apremio, en el hambre que tiene Cruz Azul para colocar al América en un papel diferente en esta Liguilla es una equivocación. El América está más obligado y presionado que nunca, porque Cruz Azul, su acérrimo rival, ya ganó la Copa y porque es Cruz Azul también el gran favorito para dominar la Liguilla que está por comenzar.

El América es un club concebido y hecho para jugar Liguillas y para ganarlas., Creo, sin temor a equivocarme, que es el equipo más presionado y cuestionado del futbol mexicano. Tiene más presión que nadie...

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.