Opinión

Dan náuseas los izquierdosos anti Uber

 
1
 

 

uber

Dan náuseas los izquierdosos que continúan retorciéndose por la “injusticia” de las tarifas dinámicas de Uber. Para colmo, Uber se defendió a medias tintas, su vocero se escondió tras boletines de prensa, y ahora dejará que el gobierno de la CDMX meta mano a su algoritmo. ¿Cómo? No lo sabemos; pero si el Secretario de Movilidad Héctor Serrano logra reprogramar exitosamente el cálculo de las tarifas dinámicas, en 2018 ya no le veremos haciendo política, sino levantando capital en Silicon Valley para lanzar una app que calcule, por ejemplo, el precio “justo” que debe tener el kg. de arroz en China, o el gramo de curry en la India.

Para que el “capitalismo salvaje” no se aproveche del hambriento.

Yo me pregunto: ¿Dónde han estado los izquierdosos que quieren control de precios cuando afuera del Auditorio Nacional los taxistas cobran tarifas 10 veces más caras por llevarte a Polanco al finalizar un concierto? ¿Dónde están cuando cada mañana los precios del mango y la piña en la Central de Abasto cambian hasta seis veces dependiendo de la calidad de la fruta y de la demanda?

El problema de fondo no es Uber ni el gobierno de Miguel Mancera. Es algo más profundo y se resume en una frase: en este país cohabitamos quienes defendemos las libertades, con quienes las quieren coartar. Así es. Mientras unos deseamos que los mercados sean libres y que cada recurso escaso se asigne entre oferentes y demandantes dependiendo de lo que determine un mecanismo de precios; otras personas piensan que son los individuos quienes lo pueden hacer mejor, es decir, piensan que un presidente, un jefe de gobierno o un secretario puede determinar mejor cómo asignar un recurso escaso (sea éste transporte, fruta, pescado o tortillas).

Los miembros de la izquierda son, en el fondo, individuos con una forma muy autoritaria de concebir el mundo. Si algo les parece “excesivo” repelan para que alguien ejerza control. De no ocurrir así, califican cualquier cosa como “abuso” o “falta de solidaridad” (como en el caso de Uber). Se las dan de progresistas, pero no lo son. Por eso a personas como AMLO les tienta tanto hablar de “abuso”, o de “privilegios”. Esta terminología la utilizan para insertar en la mente de las masas que “alguien” es necesario para controlar oferta y demanda. Y ese “alguien” debe ser de izquierda, para que la asignación sea “justa”.

La discusión que abrió la tarifa dinámica de Uber determinará el país que queremos ser en el futuro. Opción (a) un país libre, que busque establecer mecanismos de precios o similares en una buena mayoría de industrias. Opción (b) un país autoritario, donde ante una subida del precio del frijol, alguien (¿AMLO?, ¿Monreal?, ¿Noroña?) nos rescate.

Twitter:@SOYCarlosMota

Correo:motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:

Mega fiesta de Nissan en dos semanas

SAT mete en cintura a alquiladoras de autos

Tache a Mancera por limitar tarifa de Uber