Opinión

Cup Noodles, de la observación accidental
al éxito gestionado

 
1
 

 

Cup Noodles. (m.neogaf.com)

Observar constantemente qué hace tu cliente con tu producto es uno de los hábitos que un empresario nunca debe perder. En un viaje de inspección por Estados Unidos en 1966, el fundador de Nissin Foods, Momofuku Ando (1910-2007), observó a un grupo de gerentes de un supermercado partir en bloques uno de sus entonces muy populares cuadros de Chicken Ramen (inventados en 1958), colocarlas en un vaso de papel, comerlos con un tenedor tras haber agregado agua caliente y luego tirar el recipiente para continuar con sus tareas.

Tras su regreso a Japón, diseñó el envase adecuado, afinó sus líneas de producción, y en septiembre de 1971 lanzó al mercado Cup Noodles.

El producto no tardó mucho en volverse indispensable en la categoría de sopas instantáneas en vaso, en todo el mundo. Si bien a México las primeras importaciones de producto llegaron hasta el año 2000, este mes de septiembre Cup Noodles celebra 45 años de una vida rentable.

El actual CEO Mundial, Koki Ando, explica que en 2008 el grupo familiar (TSE: 2897) transitó a una holding con seis empresas operativas en Japón y cuatro regiones de negocios en el mundo en las que tienen el objetivo de acelerar su crecimiento. Y es que Nissin tiene 75 plantas en 19 países y de ahí abastece un portafolio de productos a 80 naciones en las que tiene ventas recurrentes.

Siendo Cup Noodles el primer lugar de ventas en el mundo en su categoría, pareciera paradójico que Nissin Foods de México sólo tenga hoy 13 por ciento de participación del mercado mexicano, muy lejos de Maruchan que ingresó al país en 1995. Por años, su producción en las Américas se realizó en Estados Unidos y Brasil. Fue hasta 2005 que inauguraron su primera planta en Lerma, Estado de México, con el fin de abastecer la demanda desde el río Bravo hasta Panamá.

Hoy la prioridad de corto plazo del equipo de Nissin en México, encabezado por Toshiya Yasuda (CEO), es crecer a 20 por ciento su participación de mercado y uniformar la presencia de su portafolio de productos en toda la región. Sus esfuerzos de tropicalización de productos son notorios. No es casual observar Cup Noodes Hot Sauce o Cup Noodles Habanero con limón (productos que traen un sobre de salsa dentro).

Sin embargo, el cambio que los consumidores interesados en la sustentabilidad ambiental debemos esperar es la introducción del contenedor de papel eco-style que ya se usa en Japón a la plataforma de producción en México, que sigue utilizando polipropileno. Ese será un diferenciador importante con respecto a su competidor principal que deberán, en su momento, comunicar bien.

En un país en donde millones de personas comen fuera de casa con presupuestos entre limitados y limitadísimos, no es difícil de explicar por qué el mercado de sopas instantáneas y el de comida rápida (ready meal) de baja inversión tienen mucho espacio para el crecimiento.

Especialmente para productos que son accesibles con 8.00 o 10.00 pesos y que no exceden el nivel calórico al punto de ser gravados con IEPS.

Nissin ha sido un jugador discreto en México, pero es un productor de alimentos global de grandes ligas. Por ello, sospecho que más temprano que tarde, en la alacena de las familias mexicanas, los productos con el sello de Nissin se convertirán en parte importante del inventario regular.

Y RAPIFIDEO IRÁ OCUPANDO SU ESPACIO TAMBIÉN
Si usted es de los pocos escépticos a los noodles orientales o ramen (como lo llaman los chinos), encontrará interesante a RapiFideo. Un producto hecho en México por Nissin, presentado en vaso de papel, sabor tomate y pollo, que mediante la técnica de deshidratación ofrece una sopa instantánea con sazón muy mexicano.

Soy partidario de las sopas hechas en casa de forma tradicional. Como las hacía mi santa, pura y casta abuela. Pero debo de confesar que resulta sumamente atractivo tener este relativamente nuevo producto disponible en casa y oficina para momentos que exigen comer en tres minutos y que no deben estar exentos de un buen sabor local.

El autor es empresario y conferencista internacional.

Twitter: @mcandianigalaz

También te puede interesar:
De la tiendita pasiva al comercio en crecimiento
El síndrome del asistente 'inutilus brutus'
¿Y si en verdad acaba ganando Donald Trump?