Opinión

Cultura de Paz

 
1
 

 

[La inseguridad en México ha llevado a proteger no sólo autos y camiones, también a personas comunes con ropa especial. / Cuartoscuro] 

En México, el costo de la inseguridad y la violencia representó durante 2015 un gasto de 17, 525 pesos por persona. El impacto económico en general ascendió a 2.12 billones de pesos, cifra que representa el 13% del Producto Interno Bruto, de acuerdo a la asociación Somos México.

Parte del grave problema es que hablamos no solo de los problemas generados por el crimen, sino también por nosotros, los ciudadanos, que nos relacionamos de manera agresiva para resolver nuestros problemas.

Lo anterior se demuestra aún más si acotamos un poco las cifras que nos comparte Somos México, en 2015, el costo de los homicidios aumentó en 31 mil millones de pesos con relación al año anterior, situándose ahora en 727 mil millones de pesos. Y hay entidades, como la Ciudad de México, en donde 8 de cada 10 homicidios son por problemas entre particulares, riñas, conflictos pasionales y venganzas.

Bajo este panorama es que el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México se ha unido a la campaña por una Cultura de Paz, que promueve la organización Somos México, con quienes coincidimos en la importancia de fomentar una relación distinta entre ciudadanos para resolver nuestros conflictos, que, como vemos, nos cuestan principalmente vidas y también grandes gastos.

Pero, ¿qué es la cultura de paz? Evidentemente no se trata de la solución de conflictos bélicos, sino del impulso de ideas e ideales que se conviertan en actos individuales que modifiquen la vida en todas sus facetas. Es decir, es un trabajo para modificar conductas a través de valores como la tolerancia, la solidaridad, la compasión, la responsabilidad y el diálogo, con ánimo de promover relaciones sociales diferentes.

En primera instancia el Consejo se ha sumado a las organizaciones agrupadas en Somos México para generar una resolución de conflictos diferente, sin violencia, entre ciudadanos. El Consejo ya trabaja en esta vía con los niños a través de su programa contra el acoso escolar, al promover la construcción de espacios de convivencia positiva en las escuelas, en donde básicamente alumnos, padres y maestros generan acuerdos de comportamiento.

Y este es uno de los puntos fundamentales en la cultura de la paz: los acuerdos.

Es aquí a donde tenemos que empujar la discusión sobre la inseguridad para comenzar a superar parte de los problemas que nos genera la violencia. Un primer gran acuerdo es que no podemos seguir resolviendo nuestros conflictos con armas de fuego, con golpes, con amenazas. Es entender que una Cultura de Paz es posible solo si asumimos que lo es y comenzamos a cambiar uno a uno. En eso estamos comprometidos. Súmate.

Twitter:@LuisWertman

También te puede interesar:

Reparar

Cifras

Constituyente