Opinión

Cuidado con los conservadores

   
1
  

  

En junio de 2015, el matrimonio homosexual fue legalizado a nivel federal en Estados Unidos. (Bloomberg)

La iniciativa de Enrique Peña Nieto sobre matrimonios igualitarios dormirá el sueño de los justos, pero provocó una gran injusticia al envalentonar a la Iglesia y a los conservadores en contra de la comunidad LGBTTTI.

El líder del PRI en la cámara de diputados, César Camacho, ya señaló que no está entre las prioridades de su partido y el presidente de la comisión de puntos constitucionales, el perredista Daniel Ordóñez Hernández afirma que ya tienen el predictamen y asegura que intentará que se apruebe en septiembre.

Sin embargo, reconoce que existen fuertes dificultades para su aprobación ya que ni el PRI ni mucho menos el PAN caminan a favor de esa iniciativa.

Además consideró que será muy difícil que los diputados de Morena la apoyen, porque son bastante mochos y es complicado creer que voten a favor.

O sea, simplemente, un desgaste innecesario que ha provocado que palabras como puto y lesbiana vuelvan a ser insultos cotidianos por parte de muchos ciudadanos conservadores.

Gloria Careaga, quien forma parte de los comités directivos de organizaciones internacionales como ILGA, Sexuality Politics Watch y del Proyecto de Ciudadanía Sexual de la Universidad Cayetano Heredia, en Perú, señala que es tan peligroso lo que está sucediendo con la Iglesia católica y sus publicaciones en el semanario Desde la Fe, que al rato va a promover la pena de muerte.

Explica que más allá de la comunidad LGBT, esto puede subir de nivel e impactar primero los derechos de las mujeres y después cualquier tipo de derechos humanos de los que estén en contra los conservadores, porque “la ignorancia se puede mover a donde quiera”.

Integrante de la Fundación Arcoíris, Gloria Careaga señala que no seguirán la misma tónica de la Iglesia, ya que su ánimo no es la confrontación, sino educar con información fidedigna, como, por cierto, ni de chiste se hace en el semanario Desde la Fe.

En esta guerra cristera que inició con la iniciativa presidencial las mentiras de la Iglesia se multiplican y hay que recordar que tiene muchos adeptos.

Panistas temen el recorte

Los gobernadores electos del PAN están preocupados por los recortes que vienen y así se lo harán saber a Ricardo Anaya. Al menos cuatro de ellos conocen muy bien la capacidad negociadora del Poder Legislativo porque estuvieron ahí antes de ser candidatos. Por eso, lo más probable es que no falten a la reunión de los senadores albiazules en Saltillo, Coahuila.

Fernando Herrera Ávila, coordinador de los senadores, ha invitado a todos sus excompañeros de legislatura, ahora gobernadores electos, a la plenaria que inaugurará el presidente del PAN, Ricardo Anaya. Además de la obvia intención política de posicionar las precandidaturas de los senadores Silvia Garza y Luis Fernando Salazar al gobierno del estado, la reunión será financiera.

Los gobernadores panistas temen que el recorte presupuestal anunciado por el gobierno les afecte más que a otros, por razones políticas, sobre todo ahora que las encuestas otorgan ventaja al PAN en la carrera por la Presidencia de la República en 2018. Es decir, requieren de sus excompañeros para defenderse.

Aunque los senadores no tienen facultades para aprobar el gasto, no por ello pierden su poder de negociación con los responsables del sector hacendario.


***

Quien puede convertirse en corriente al interior del PRI es el exgobernador Ulises Ruiz, quien ayer envió una fuerte carta al líder de ese partido, Enrique Ochoa.



Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Ciudadano al nacer
Recorte histórico del Presupuesto
Posible reforma educativa