Opinión

Cuauhtémoc, otra vez ¿Y Marcelo?

Todo parece indicar que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano será otra vez el presidente del Partido de la Revolución Democrática, el PRD. Dicen los enterados que ya está todo listo para que "El Ingeniero" regrese a encabezar el partido que fundó y dirigió hace 25 años.

El martes pasado, el moribundo Instituto Federal Electoral se encargó de quitar del camino el único impedimento legal que tenía "El Ingeniero".

Aprobó la modificación de los estatutos perredistas para abrirle la puerta y recibirlo con alfombra roja, carabanas y pompas. Digo que ya está todo listo, porque al interior de las filas amarillas, el grupo más fuerte y radical, Izquierda Democrática Nacional, dirigida por el impresentable René Bejarano y su esposa, la senadora Dolores Padierna, se alineó y aceptó apoyar al ingeniero Cárdenas.

Pero, ¿qué pasará entonces con Carlos Navarrete, el candidato de los "Chuchos", quienes actualmente controlan el partido, y con Marcelo Ebrard, quien por más que brinca y brinca no logra que alguien le "eche un lazo"? Aparentemente, Carlos Navarrete aceptaría renunciar a buscar la presidencia del PRD y aceptaría ir en la fórmula con Cárdenas como secretario general del partido. Cuando pregunté ¿y Marcelo?, la respuesta fue: ¿Marcelo, cuál Marcelo?

Cuauhtémoc Cárdenas no ha dicho que sí, pero tampoco que no, y dejó claro desde el primer momento que sólo volvería a la presidencia del Partido de la Revolución Democrática si es el candidato de "unidad", el único, el ungido. Bien democrático, pues. Ebrard asegura que no va a disciplinarse y buscará la presidencia del PRD sí, o sí. Sabe que es la única oportunidad que tiene de lograr colarse a la boleta presidencial de 2018 con alguna posibilidad de éxito.

¿Podemos creerle a Ebrard, cuando su historia política nos dice que siempre se ha "hecho a un lado" a la hora de las definiciones? Quiso ser jefe de gobierno y declinó en favor de López Obrador, en el año 2000. Quiso ser candidato del PRD a la presidencia y volvió a dejarle libre el camino al "Peje", en 2012. ¿Qué nos hace pensar que ahora sí se "fajará" y no volverá a dar un paso de lado?

De cualquier manera, me pregunto ¿qué señal quiere enviar el PRD como el partido de izquierda más importante de México con Cuauhtémoc Cárdenas como presidente? ¿El mismo que lo fundó y dirigió hace 25 años regresa porque los actuales integrantes no son capaces de ponerse de acuerdo? ¿El Partido de la Revolución Democrática no ha sido capaz -en ¡un cuarto de siglo!- de generar los personajes con el suficiente peso y capacidad para representar a la izquierda del siglo XXI?

La izquierda ha sido la bandera y representado siempre a las juventudes del mundo. El ingeniero Cárdenas cumplirá el próximo 1 de mayo 80 años de edad. ¿Podrá Cuauhtémoc Cárdenas representar a la juventud mexicana de izquierda, pujante, creciente, vanguardista? Lo dudo.

Hasta el miércoles.