Opinión

Cuatro aspectos cruciales
para las inversiones

Terminó agosto con los mercados bursátiles de fiesta. El Dow Jones en 17 mil puntos, el S&P 500 en dos mil o el Índice de la Bolsa Mexicana en 45 mil 500 unidades, se ubican en los niveles objetivo que habíamos pronosticado para el cierre de este año. ¿Ya será buen momento para vender?

En esta semana tenemos cuatro cuestiones que son críticas para nuestras decisiones.

1.-  El Banco Central del Euro tiene su Comité de Política Monetaria este jueves. La inflación en la Zona Euro bajó en agosto a 0.3 por ciento anual. La actividad económica ya llegó a afectar a Alemania que bajó en 0.2 por ciento su PIB al segundo trimestre. Italia, Francia y otros se encuentran en recesión. Draghi no tiene otra alternativa que anunciar su Programa de Compra de Activos. Un programa similar a los QE de la Reserva Federal.

Estimamos que el programa debería de ser por un monto de alrededor de un billón de euros. En adición a esto, el 18 de septiembre se realiza la primera de dos subastas de inyección de liquidez a los bancos. Con la segunda subasta de diciembre, se va a inyectar a los sistema bancarios otro billón. Si le restamos a toda esta expansión de los medios de pago en euros los vencimientos de operaciones anteriores que vencen entre este mes y febrero, se crearía un total de 1.4 billones de euros. Esta liquidez excesiva permite anticipar una baja adicional del euro, por debajo de 1.30 dólares, tasas bajas por mucho tiempo más y tendencia alcista en las bolsas, en los bienes raíces y en los commodities.

2.-  El mercado laboral en Estados Unidos. La primera semana de cada mes se publican las principales cifras del mercado laboral del mes que acaba de terminar. Janet Yellen expuso en la reunión de JacksonHole el conjunto de indicadores del mercado laboral (32 en total) que la Fed monitorea para su toma de decisiones. Esperamos una cifra mínima de 200 mil plazas creadas en agosto, pero con una tasa de participación en el mercado laboral todavía muy baja, lo que debe tranquilizar a los mercados.

3.- El Banco de México. La última vez que el Banco del Euro redujo sus tasas a principios de junio, al día siguiente Banxico decidió bajar su tasa de interés de referencia a 3.0 por ciento anual. Esta semana vuelve a coincidir. La reunión de la Junta de Gobierno está programada para el viernes, un día después de la reunión de los europeos. Si Draghi anuncia su programa de compra de activos y las cifras del mercado laboral en Estados Unidos que se publican el viernes son débiles, la probabilidad de que Banco de México baje su tasa es más elevada. En junio, de cinco miembros de la Junta de Gobierno, tres votaron a favor de la reducción y dos en contra. Si uno de estos tres se pasa del lado de los cautos, la tasa en pesos no va a bajar hasta que el peso se aprecie fuertemente.

4.- Bajo crecimiento en México para julio. Le anticipo que una vez que el Inegi reportó un crecimiento de 2.7 por ciento anual para el pasado junio, y que el PIB creció a 1.6 por ciento anual en el primer semestre, nuestro indicador IBAM nos permite estimar un crecimiento de 1.6 por ciento anual para julio, primer mes del tercer trimestre. Esto a su vez nos permite pronosticar un crecimiento de 2.5 por ciento anual para el PIB del tercer trimestre y de 2.3 por ciento para el PIB de todo 2014.

¿Y que hacer con las inversiones financieras? Sin descartar que los problemas geopolíticos pueden seguir haciendo ruido, en Actinver consideramos que la tendencia alcista de los mercados financieros globales puede prevalecer por varios meses.

Las tasas a corto plazo son negativas en casi todo el mundo, y la expectativa de que inicie la normalización se va alejando en el tiempo, así que vemos conveniente el conformar un portafolio diversificado construido principalmente con bonos de empresas a tasa revisable, bonos en Udi, a mediano y largo plazos, bonos de tasa fija a mediano plazo, en acciones americanas y mexicanas, en emisoras muy selectivas, y en una mezcla de Fibras.

Twitter: @ErnestoOFarrill