Opinión

¿Cuánto te debe robar una gasolinera para que la cierren?

  
1
  

   

gasolinera rata

Recapitulemos: Existe una gran probabilidad de que dos de cada cinco gasolineras que visitas presenten problemas en la medición del combustible que te despachan.

Lejos de lapidarlas, lo cierto es que la legislación es laxa, permite que con una sanción económica se libren de la responsabilidad toda vez que solucionen la irregularidad.

Como muestra, para que las autoridades puedan clausurar sólo un par de días una gasolinera deberán comprobarte que te roban, o regalan, entre medio y dos litros por cada 20 que te sirven.

Así es, si las autoridades encuentran que la diferencia es menos de medio litro sólo procederán a inmovilizar la manguera despachadora hasta que se cubra la multa que puede ir de 50 a 200 mil pesos, dependiendo el número de mangueras que encuentren con este problema en la gasolinera, y toda vez que hayan solucionado el 'error'.

Si la diferencia rebasa el medio litro y llega hasta los dos litros, se harán acreedores a dos días de clausura con una multa de hasta 260 mil pesos si se te comprueba que tienes el error en 21 mangueras o más.

Esta información está detallada en el “acuerdo por el que se establecen los criterios para la determinación de sanciones por infracciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor, en materia de gas LP y combustibles líquidos (gasolina y diésel)”, vigentes desde julio de 2013.

Ahí, existe una tabla en la que se explica que el número de días que pueden cerrar una gasolinera es de hasta 16 con una multa de 3.2 millones de pesos si las cachan que roban prácticamente todos los 20 litros, lo cual resultaría ilógico.

Un lector me escribió muy indignado exigiendo que sacaran de operación a estas gasolineras, pero no es posible y existe una razón: si de enero a marzo de este año hubieran sacado de la jugada a las estaciones de servicio que tuvieron estas inconsistencias, hubiéramos tenido fuertes problemas de desabasto pues 40 por ciento habrían cerrado.

Los números detallan que en México existe una gasolinera por cada diez mil 560 habitantes, promedio alarmante en comparación con las cinco mil 100 de Brasil y ridículo frente a las dos mil 677 de Estados Unidos, esto de acuerdo con un reporte de la Comisión Reguladora de Energía. Así que la oportunidad es mucha para la competencia.

Mientras, la Profeco, con sus 60 caballeros de la mesa redonda, pues es el número de los inspectores que tiene para todo el país, intensifica las revisiones. Hay que recordarle a Rafael Ochoa, titular de la Profeco, que el que mucho abarca poco aprieta, y aprieta mucho menos, con los brazos tan cortos.

A BUEN ÁRBOL TE ARRIMAS, BP
Nadie puede negar que la primera gasolinera de BP en México pegó con tubo. Ya le he reportado en este espacio de las filas kilométricas que se hacen para cargar a un costado de la Torres de Satélite, al norte del Valle de México. La británica que protagonizara el peor derrame petrolero de la historia confía en que el gobierno será quien termine de una buena vez por todas con las tomas clandestinas en el país para este negocio gasolinero en el que quiere expandirse a mil puntos de venta en el corto plazo. Esperemos que al igual que sus clientes, tengan paciencia y se sienten a esperar a que eso ocurra porque hoy en día cuesta y mucho.

SIGUE EL RASTRO DE MIGAJAS
La Comisión de Corrupción y Transparencia de la Cámara de Diputados analiza exhortar a Pemex para que cese los contratos vigentes con Odebrecht y sus filiales, incluida Braskem, con quien la mexicana IDESA opera la polémica planta Etileno XXI y para la cual, acusa el documento presentado por la diputada Rocío Nahle, de Morena, la petrolera erogó 205 mil millones de dólares para construirle al consorcio mexicobrasileño la red de ductos necesaria para edificar su ambicioso proyecto a pesar de que en ese momento, estamos hablando de 2009, Pemex tendría otras prioridades.

Correo: atorresh@elfinanciero.com.mx

Twitter: @Atzayaelh

También te puede interesar:
Empresario que estuvo inhabilitado podría ganarle a Slim contrato millonario con Pemex
Ese pequeño imperio llamado CFE
Una pista más de Odebrecht en Pemex