Opinión

Cuando las malas se hacen buenas


 
 
No, no se trata de la descripción de alguna telenovela en la que ya no se sabe quiénes son las heroínas y quiénes las villanas.
Se trata de la relación entre las noticias de la economía y de los mercados financieros.
Empecemos con las buenas.
Las autoridades financieras de México recibieron ayer buenas nuevas: el índice de la BMV subió en 2.4%, la mayor ganancia en año y medio; el peso le ganó 5 centavos al dólar; las tasas en EU, cuya alza pegó al valor de nuestras reservas, ya bajaron y quedaron en 2.54 para el bono a 10 años.
 
Bueno, pues ahora sigamos con las malas.
El PIB de Estados Unidos en el primer trimestre no creció en 2.4% como nos había dicho inicialmente el Departamento de Comercio, sino sólo en 1.8%. La otra mala es que las exportaciones totales de México cayeron en mayo en 0.9%, con lo que se presenta ya la tercera caída mensual de este 2013.
En el caso de las petroleras, la caída de mayo fue de casi 16% mientras que en las manufactureras, hay un leve crecimiento de 2%.
Sin embargo, si se quitan las exportaciones automotrices del resto, entonces más bien hay una caída de casi 3%.
En medio de las malas, hubo ayer una noticia económica buena.
Las ventas de casas nuevas crecieron en 2.1% en mayo en Estados Unidos y alcanzaron el nivel más elevado desde julio de 2008.
Total, estamos en un mundo en el que las cosas parecen estar al revés.
Resulta que el hecho de que Estados Unidos crezca menos de lo originalmente calculado dio un respiro a los que veían como inminente el retiro de los estímulos monetarios por parte del Fed.
Y, al haber menos posibilidades de que esto ocurra, también lo hay de que suban las tasas de interés.
Ante la expectativa de menores réditos, entonces los mercados accionarios se van para arriba, como ocurrió ayer.
Sin embargo, el menor crecimiento de EU va a consolidar el proceso de revisión a la baja de las expectativas de crecimiento para México.
El Indicador Global de Actividad Económica de abril, que se dio a conocer hace un par de días, nos dice que el segundo trimestre fue más débil de lo esperado, con una caída de 0.8% respecto a marzo, de acuerdo con datos desestacionalizados.
Claro, falta información de dos meses para que podamos tener un panorama completo del trimestre, pero sin duda el cuadro económico es más complejo de lo que la mayoría anticipaba.
Sin embargo, hay que tomar en cuenta que una cosa es que la economía esté más débil de lo previsto y otra muy diferente que la actividad esté detenida.
A diferencia de lo que ocurre en Europa, región en la que hay una recesión generalizada con una caída del PIB de 0.6% en el primer trimestre, el 1.8% de crecimiento de Estados Unidos en el mismo periodo refleja una economía que va más lenta pero que está lejos de estar detenida.
 
 
Seleccionadores
 
Ojalá “el Chepo” tuviera tantos prospectos para cada puesto.
Para el IFT, hay una lista de 57 aspirantes por cada una de las 7 vacantes y para la CFC, quedaron 46 por cada asiento.
A los prospectos les quedan –contando el día de hoy- siete días hábiles para entregar su documentación, que más allá de las constancias usuales implica por ejemplo, una de no antecedentes penales; sus declaraciones anuales ante el SAT, y una certificación de no inhabilitación de la Secretaría de la Función Pública.
Es muy probable que la propia entrega de documentos sea el siguiente filtro y que los aspirantes que van a llegar a presentar el examen técnico sean menos de la mitad de los ahora anotados.
No hay que olvidar: son muchos los que quieren pero serán sólo 7 los escogidos. 
Estamos en un mundo en el que las cosas parecen estar al revés. Las desventuras económicas son celebradas por los mercados financieros
 
Twitter: @E_Q_