Opinión

Cuando la muerte sorprende a la organización

 
1
 

 

Funeral. (www.skinnersilvafuneralhome.com)

No hay momento oportuno para conocer el fallecimiento de un colaborador dentro de la organización.

Cuando sucede, la empresa enfrenta la inmediata necesidad de conducir el evento con sobriedad y respeto para la familia y la comunidad en luto y al mismo tiempo enfocarse con asertividad y pragmatismo en que la organización continúe su actividad con la menor afectación posible.

Al margen del inevitable flujo de trascendidos y comentarios que la mensajería instantánea y las redes sociales puedan multiplicar, el buen manejo de la circunstancia parte de un comunicado. La organización debe emitir oportunamente un anuncio respetuoso y claro de los hechos.

Con redacción cautelosa, con el número adecuado de adjetivos y elementos fácticos que abonen a la certidumbre, el comunicado debe concluir respondiendo a la natural pregunta de ¿qué sigue?, o ¿qué haremos?

En lo que se responde a las “n” preguntas de la comunidad afectada, casi siempre expresadas en forma por demás distinta y en tiempos desiguales, la empresa suele enfrentar inmediatamente el manejo del duelo diferenciado en su interior. La familia, en primer lugar, los colaboradores cercanos, en segundo, y el resto de los colegas que esporádicamente interactuaban con el fallecido no reaccionan igual y es natural que no lo hagan. Para todos ellos debe haber formas y momentos para su respectivo manejo del duelo.

Más temprano que tarde, sin embargo, la organización enfrentará la necesidad de conducir una transición de funciones. Con algunas excepciones, la dinámica de la empresa continúa al margen de la ausencia de un colaborador y comienza a resentir su falta más que proporcionalmente a la magnitud de responsabilidades que estaban bajo su cargo. No designar el sustituto rápido o, en su caso, reasignar sus funciones asertivamente, coloca a la empresa en vulnerabilidad y eleva el riesgo de falta con sus clientes.

El buen manejo de un evento de muerte no aspira al olvido. Aspira al establecimiento de una nueva normalidad, conservando el grato recuerdo de aquellos que contribuyeron en el pasado al desarrollo de la misión y la visión. Si hay negativa al duelo, malo. Si hay, en contrapartida, un duelo demasiado extendido, malo también. La dirección debe mostrar prudencia con el dolor que la ausencia provoque tanto como sea necesario, pero no más allá de lo saludable.

El reto de la empresa como de la vida misma es continuar viviendo y operando en esa nueva normalidad con el inacabado compromiso de construcción de las mejores posibilidades del futuro. Es duro de asimilar, pero así es la realidad humana. Unos se van mientras otros se quedan.

MI MÁS SENTIDO PÉSAME…
El pasado día 13, debido a una inesperada condición de salud, la comunidad escolar del ETON #CDMX conoció la sorpresiva muerte de una magnífica maestra de segundo grado de inglés. El hecho resultó cercano para el que escribe. Se trataba de la maestra de uno de mis hijos.

Costaricense de nacimiento, chilanga por elección, titular de dos grupos que conducía con indiscutibles cualidades académicas y una dedicación notoria a su función, Cristina González dejó este mundo sin aviso previo. Miss Cris se fue.

En paralelo a la natural tristeza de su familia y amigos, profesores y padres de familia enfrentamos una semana retadora. Explicarles a niños de siete y ocho años que la muerte es parte de la vida y el buen recuerdo la extensión de un ser que toca muchas vidas resultó retador. El manejo de la situación por parte del colegio, sin embargo, fue impoluto. Los comunicados a los padres, el manejo del evento con los niños y el cuidado de las formas resultaron ejemplares.

El más sentido pésame a la familia de Miss Cris que esta pluma pueda dar. Lo resumo con las palabras que Marifer espontáneamente me dijo ese domingo lleno de preguntas: “me encantó que Miss Cris haya sido mi maestra”. Así es, nos distinguió y encantó que lo fuera. Descanse en paz.

El autor es empresario y conferencista internacional.

Twitter: @mcandianigalaz

También te puede interesar:
Entre los 'posts', 'likes' y la búsqueda de nuevos clientes
Tres acciones para navegar tu empresa
Un par de tips de oratoria que EPN debería dominar