Opinión

Cualidad del aire

En la ciudad de México pareciera que sus habitantes –varios millones- no están conscientes de que vivimos desde hace años con la contaminación ambiental que en otros países hubiera obligado al paro parcial de la circulación de automóviles y de fábricas.

Debería ser una obligación del gobierno del Distrito Federal publicar todos los días en los diarios de circulación nacional el Índice de la Calidad del Aire. Sería un medio indispensable para conocer qué tan limpio y puro y qué niveles de contaminación están asociados con los efectos o daños que podrían estar afectando a nuestra salud, con los síntomas que todos sufrimos a diario: irritación de ojos, afectación de la garganta, ataques de asma, problemas respiratorios, de piel, daños en los pulmones y el corazón. La responsabilidad del gobierno del DF es proteger la salud pública.

Los niveles de contaminantes que tendrían que ser reportados diariamente son: ozono a nivel del suelo, polución de partículas API, (particulate matter), monóxido de carbono, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, partículas con plomo y compuestos químicos formados de hidrógeno y átomos de carbono. (hydro-carbons). Este último es consecuencia directa de la combustión de petróleo, gasolina, diesel, gas natural, carbón, leña, llantas y basura.

De todos ellos, los contaminante más dañinos que afectan gravemente la salud humana en el Distrito Federal son: la cantidad de ozono a nivel del suelo (ground level ozone) y las partículas de compuestos químicos (airbone particles).

La clasificación de la calidad del aire para todas las substancias contaminantes mencionadas debe ser: “Buena” o “Moderada”. El valor numérico debe ser de 0 a 100. Colores verde y amarillo.

Arriba de 100 puntos de contaminación, la clasificación es: condiciones inaceptables por los daños a la salud de la población, principalmente los más inermes: bebés, niños y ancianos, quienes son particularmente susceptibles.