Opinión

¿Cuáles son los principales problemas económicos globales para 2014?

Marco Barradas Quiroz*

La respuesta podría quedar condicionada por las fuentes que usted quiera consultar, así que, en esta oportunidad permítame compartir el enfoque difundido en “The World Economic Survey” por parte de la Cámara Internacional de Comercio y el Centro para Estudios Económicos de la Ludwig Maximilian University de Munich, aclarando que dicha investigación evalúa las opiniones sobre la situación actual y las tendencias inherentes encuestando, para este reporte, a 1,091 expertos de organizaciones nacionales y transnacionales en 120 países.

Los problemas son diferentes según las zonas que se analizan, pero su promedio señala:

1° Falta de confianza en las políticas económicas gubernamentales.

2° Déficits públicos.

3° Demanda insuficiente y desempleo.

De estos aspectos, el primero resulta ser el más relevante en Asia; el segundo lo es en Norte América y los dos referidos en el tercer numeral son prioritarios para Europa y África.

Por su parte, en el Cercano Oriente el mayor problema es la falta de mano de obra calificada, mientras que para Oceanía, la Comunidad de Estados Independientes y América Latina lo constituye la falta de competitividad internacional.

El estudio evidencia que el desarrollo económico muestra mejoría en términos generales, ya que la producción se expandió con mayor rapidez en las economías avanzadas y compensó el mínimo ritmo de crecimiento en las emergentes.

En la zona asiática, la evaluación es satisfactoria, soportada principalmente porque tanto en China como en Japón la confianza resurgió y porque en este último país el gobierno estimuló la economía con una política expansionista y planea incrementar el impuesto al consumo –del 5% actual a un 8% en Abril de 2014– para ayudar a reducir la deuda, en tanto que su devaluado yen ayudará a fortalecer las exportaciones en el corto plazo.

La situación positiva también fue reportada por los expertos de Bangladesh (aunque su inflación, estimada en un 8%, se ubicó entre las más altas de la región al finalizar 2013), Hong Kong, Indonesia y Singapur, sustentada en un fuerte consumo privado. Por su parte, la percepción de deterioro en la región involucra a Corea del Sur, Filipinas, India, Tailandia (aunque esperando mejoría para junio), Taiwán y Vietnam.

Los expertos en Europa también coincidieron en prever una mejoría (mostrando la expectativa más optimista para la zona euro en los últimos tres años), básicamente por los reportes correspondientes a Alemania y, a pesar de que la brecha entre las economías del norte y sur de aquella región se ha hecho más profunda por la situación económica en España, Chipre, Grecia, Italia y Portugal (países que permanecen a nivel de crisis), y porque la situación de Irlanda volvió a mostrar complicaciones en Octubre del año pasado. Quienes muestran mejor aspecto son Bélgica, Finlandia y Francia (aunque en éste también se aprecian serios problemas de desempleo).

Fuera de la zona euro, las expectativas son heterogéneas, sin grandes cambios en Mónaco, Suecia y Suiza; con una ligera mejoría, que no llega a nivel de favorable, en Dinamarca y en el Reino Unido, mientras que en Noruega se acentúa la falta de competitividad internacional.

La situación en Norte América acusó deterioro, fundamentalmente por la problemática del “cierre del gobierno estadounidense”, pero mostrando aun así signos de recuperación derivados de un manejo aceptable en los recortes al presupuesto público. En Canadá, la situación actual y la esperada no mejoraron pero continúan siendo satisfactorias.

El indicador no ha cambiado en América Latina (hoy reporta 79.6, pero está lejos del promedio a largo plazo 1997-2012 que lo situaba en 92.7) pues Argentina, Uruguay y Venezuela sufren de altas tasas de inflación y Brasil sigue debajo del nivel satisfactorio, en tanto que la situación de México se deterioró.

El reporte enfatiza que las mejoras observadas ponen las bases para que en 2014 continúe esa tendencia pero enfatiza que si no se resuelven los problemas presupuestales en los Estados Unidos durante el primer trimestre de 2014, se podría anticipar una recesión severa allá con implicaciones serias para la economía mundial.

En síntesis, el nivel de confianza entre Gobierno y ciudadanos; una crisis fiscal en cualquier economía clave así como la demanda y el desempleo harán la diferencia este año.

*Marco Antonio Barradas Q. es Coordinador de la Maestría en Negocios Internacionales de la Universidad Anáhuac México Norte.
email: mabarradas@anahuac.mx