Opinión

¿Cuáles son los mitos del dinero que te pueden dañar? II

1
 

 

Billetes mexicanos en una cartera. (Arturo Monroy)

La semana pasada hablábamos en este espacio sobre mitos sobre el dinero que nos afectan seriamente. Continúo con la lista y quien desee revisar la anterior, consulte en la sección de opinión de www.elfinanciero.com.mx

1.- “Donde come uno, comen dos”. Un dicho muy mexicano y parecido al de “con dos que se quieran, con uno que coma basta”. Aun cuando la austeridad permite estirar el presupuesto, debemos estar interesados en ofrecer mejores oportunidades a nuestra familia. Las decisiones de casarse o tener hijos implican una responsabilidad financiera.

2.- “Gasta ahora, ya Dios proveerá”. Más allá de las creencias religiosas, es una excusa para tener erogaciones excesivas que tarde o temprano provocan un quebranto financiero. La planeación y la moderación en el largo plazo generan estabilidad y mayores niveles de consumo.

3.- “Mis hijos se interesarán por el negocio cuando crezcan”. Dentro de la compañía familiar esta creencia presagia problemas futuros, porque es necesario que el clan se involucre en la empresa desde una muy corta edad, con el fin de que sean capaces de tomar sus riendas en el futuro.

4.- “Lo barato sale caro”.  Obvio decir que se refiere a no adquirir artículos de mala calidad; sin embargo, la frase es un sin sentido, pues el punto central del ahorro es cómo gastar poco para dedicar recursos a inversiones productivas.

5.- “Si quiero ser rico debo trabajar en exceso”. Esto puede llevar a dejar de disfrutar lo que se tiene. Un aspecto fundamental de la productividad es hacer más con menos y los instrumentos financieros dan esa posibilidad.

Recordemos que el tiempo es finito y este tipo de comportamiento conduce a enfermedades y a desunión familiar.

6.- “Los estudios universitarios garantizan solvencia financiera”. Tal vez hace unas décadas, el tener un título aseguraba vivir de forma holgada; hoy con la saturación de carreras esta creencia es limitada. Por otro lado, todos conocemos personas que con empeño han logrado amasar fortunas sin grados académicos.

En efecto, la universidad es un camino, como también lo es emprender negocios.

7.- “Las deudas son malas”. La acepción debería incluir el criterio del exceso, pues cuando uno toma crédito en forma desproporcionada sí termina convirtiéndose en un verdadero infierno financiero. Empero, hay endeudamiento que ayuda, como sería el destinado a la educación, los negocios, patrimonio de un bien raíz o la salud, siempre y cuando se tenga capacidad de pago.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Cuáles son los mitos del dinero que te dañan?
¿Cómo afectará la inflación a mis finanzas?
¿Con qué personalidad enfrentas tus finanzas?