Opinión

¿Cuál es el reto financiero de las mamás modernas?

Las mamás juegan un importante rol en las finanzas de la familia y ellas mismas deben tomar decisiones trascendentes que afectan su perspectiva personal. Sirva este espacio para hacer un especial reconocimiento.

En el hogar, el enfoque femenino es un factor de contrapeso fundamental, pues regularmente dan una visión de largo plazo y son quienes insisten en temas como adquirir una vivienda o generar un ahorro, además de tener un mayor sentido de la responsabilidad administrativa del dinero. De hecho, las instituciones que ofrecen microcréditos en donde el compromiso de pago es prácticamente la única garantía, tienden a otorgárselos a las mujeres.

Uno de los grandes desafíos es elegir entre quedarse en casa o trabajar. A pesar de que están mejor preparadas académicamente y se encuentran plenamente integradas a la vida productiva, tienen un reto adicional al hombre, porque es un hecho que si eligen formar una familia tendrán inconvenientes.

Si quieren trabajar, la problemática puede ser mayor, por la posible obsolescencia de conocimientos o la renuencia de algunas empresas de contratar mamás. Incluso, algunas escogen un puesto de menor nivel por una cuestión de tiempo para cuidar a sus hijos.

En caso de combinar ambas actividades, se moverá a un ritmo sorprendente, al considerársele la “responsable” del hogar, independientemente de que el día sólo tenga 24 horas.

El mundo laboral para la mujer tiene sus complicaciones y adicional a las circunstancias propias del mercado, debe añadir la discriminación y menores sueldos, además de una serie de circunstancias personales y familiares, que obligan a realizar un buen ejercicio de análisis y planeación.

Quienes aportan al presupuesto del hogar requieren de una comunicación efectiva con la pareja para no romper, pues hay un tema de equidad. Necesitan de mucha madurez para organizarse y permitir que avance la relación junto con las complicaciones de la toma de decisión conjunta. En el peor de los casos, la mujer aporta sin saber el destino exacto del recurso, en donde el marido es quien asigna hacia dónde se dirige el dinero.

Hay otras posiciones prácticamente heroicas por la elevación de los divorcios, las madres solteras o quienes pierden en forma temprana a su esposo por un deceso. Hay un creciente número de “jefaturas femeninas” que conlleva a cargar con el paquete completo de casa, trabajo y administración.

Twitter: @finanzasparami