Opinión

¿Cuál es el reto en la administración personal de las mujeres?

 
1
 

 

Mujeres emprendedoras con mayores desafíos vs hombres

Sirva de excusa el pasado día de la mujer para reflexionar sobre el reto que tienen en torno a su toma de decisiones de planeación de vida y particularmente en las finanzas personales. Su contexto reviste características muy particulares, las cuales vale la pena analizar.

Aún cuando la inclusión de la mujer en todos los órdenes de la vida se ha dado a pasos agigantados, es un hecho que todavía queda un camino por recorrer y existen viejos estereotipos a erradicar en todos los órdenes: familiar, social, laboral, económico y político. Como parte de la independencia, está la necesidad de poner en la balanza la solvencia financiera, pues sin ella será difícil tomar decisiones propias.

El primer paso radica en la educación que pocas veces se da en el seno familiar; regularmente, el hombre maneja con hermetismo su planeación, aún cuando la mujer opere el presupuesto.

Un primer reto es un cambio desde la familia, pues si queremos una sociedad menos machista y con igualdad de oportunidades, se debe partir desde el núcleo central, preparando a hijo e hijas por igual.

Un punto crucial es la preparación universitaria, pues hay una idea preconcebida de que la mujer estudia mientras se casa o le dejan totalmente libre para elegir la carrera de su “vocación”, pensando que no ejercerá. Empero, dadas las actuales circunstancias económicas del país, es muy probable que la mujer incursione en el mercado laboral y habrá de estar consciente de la viabilidad de mercado de la actividad que decidió tomar.

Es decir, la emancipación lleva a una responsabilidad de planear adecuadamente el futuro, considerando todas las alternativas, y a conocer el riesgo que se corre en cada una de ellas.

Hoy más que nunca la mujer debe estar bien preparada para entrar de lleno a la competencia laboral, saber administrar su dinero, sus bienes e incluso definir el futuro de su familia.

Tiene un reto adicional al hombre, porque es un hecho que si deciden formar una familia ellas tendrán inconvenientes laborales y si deciden dejar de trabajar por un tiempo, la problemática puede ser mayor por la posible obsolescencia de conocimientos o la renuencia de algunas empresas a contratar mamás.

Por lo tanto, la planeación es crucial para definir de qué manera se conducirá el desarrollo personal de la mujer.

Dedicaré las próximas columnas a este tema y como seguramente habrá amigas lectoras que argumentarán “¿un hombre hablando de mujeres?”, sería muy útil recibir retroalimentación.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Qué pasó y pasará con los 'ninis'?
¿Cuál es tu 'branding' personal? Lo que el dinero no puede comprar
¿Conoces las ocho negociaciones que cambiarían tus finanzas personales?