Opinión

¿Cuál es el futuro financiero de la generación Z?

Literalmente son nativos digitales, nacieron con el Internet y pareciera que llegan al mundo con un iPhone bajo el brazo; los papás suelen decir que “tienen otro chip”. Se les denomina con la letra “Z”, son los menores de 20 años y como en todo cambio generacional poseen características especiales.

Por el mayor índice de divorcios de la generación anterior, muchos de ellos vendrán de hogares divididos y poco numerosos.

Como maestro me he encontrado sorprendentemente que tienen la preferencia por tener más hijos, tal vez añorando a los hermanos, pero siguen pensando en casarse entre los 27 y 30 años.

Se adaptarán fácilmente a los avances financieros que vienen, pues cuentan con la facilidad de hacer operaciones en la infinidad de dispositivos móviles que hay, sobre todo por su abaratamiento.

Al respecto, psicólogos han encontrado que con todo y la queja de los adultos, estos “niños digitales” están adquiriendo nuevas habilidades que les podrán servir para destacar en un mundo en donde la nanotecnología está reinventando todo. Nos imaginamos a esta generación pagando a través de su celular, informándose de todas las opciones financieras plenamente, a través de dispositivos y haciendo transacciones en el mercado bursátil.

Tienen una alta propensión al consumo como producto del impacto publicitario y el Internet.

La realidad virtual es una parte de su contexto a través de los juegos electrónicos.

En contrapartida, hay un tema de distracción y difícilmente se les puede mantener concentrados en una sola actividad por un largo tiempo; aunque se habla de ser “multitarea”, podría haber problemas de comprensión. Es de esperarse un reforzamiento en la tendencia a que elijan “carreras del futuro”, olvidándose de especialidades básicas o tradicionales.

El gran reto será que estas disciplinas nuevas sean captadas por el mercado y encuentren trabajo.

En relación al entorno económico, la historia se está escribiendo y desconocemos el resultado final, pues hay fuerzas encontradas.

Por una parte la recesión económica internacional entró en una espiral recesiva que no alcanza a terminar, mientras que se vislumbra una buena perspectiva en México con el avance en las reformas estructurales y el denominado bono poblacional.

Un punto fundamental de esta generación será la educación financiera, que sería mayor, porque se incorporan cada vez más en los planes de estudio, al tiempo que los papás están conscientes de inculcarla en el hogar.

Twitter: @finanzasparami