Opinión

¿Cuál es el efecto Trump en tu bolsillo?

 
1
 

 

Donald Trump

Como lo comenté en este espacio, el peor escenario para las finanzas personales era el triunfo de Trump y por desgracia se cumplió. Sin embargo, tampoco seamos catastrofistas; el miedo es un mal ingrediente para tomar decisiones. Debe prevalecer la prudencia, llevar a cabo los ajustes necesarios e incluso aprovechar posibles oportunidades.

El país no inicia ni termina con un evento político; hemos atravesado crisis mayores. La diferencia es que hoy se tienen fundamentales macroeconómicos sólidos, estabilidad, reservas internacionales y con un aprendizaje por parte de las autoridades monetaria sobre qué hacer en este tipo de choques externos. Esto es importante porque nos encontraremos en un mar de incertidumbre en los próximos meses.

Los mercados y las consecuentes acciones del gobierno se están moviendo por las expectativas derivada de las declaraciones de Trump.

Faltaría ver si se concretan en los hechos, pues una cosa es ser candidato y otra dirigir una nación.

El efecto directo es en el tipo de cambio y es causado por la especulación, porque no hay razones técnicas desde la perspectiva de los valores de los bienes comerciables. La elevación es derivada de la oferta y la demanda de divisas por parte de los capitales del mundo. Tan obvio, que poco antes de las elecciones el dólar había bajado en su cotización.

En términos de política económica el ajuste será en buena medida en las tasas de interés para retener divisas, sostener el valor del dólar y controlar la inflación. El impacto va en tres direcciones: incremento del costo del crédito para quienes tienen contratos de tasa variable y nuevas contrataciones; aumento de los réditos para el ahorro; y un encarecimiento para la expansión empresarial.

Todo conduce a un proceso recesivo; es decir a una menor actividad productiva y empleabilidad. Las decisiones de inversión se detienen ante el ambiente especulativo; los costos financieros hacen desechar proyectos; las incertidumbre en la relación comercial con Estados Unidos alenta el intercambio; y el dólar pega a insumos y precios internos.

No hay que tomarlo a la ligera aunque se tenga trabajo o un negocio estable. Seamos prudentes hasta determinar el resultado final.

La cordura va en el sentido de evitar el endeudamiento; buscar liquidar pasivos y moderar el gastos, difícil en esta época que se presta a salidas de dinero, de lo cual hablaremos en la próxima entrega.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
Regresa a lo básico en tus finanzas
¿Analfabeta financiero? Supéralo
¿Cuál es la mejor inversión para mí?