Opinión

¿Cuál debe ser mi estructura de gasto?

 
1
 

 

[Ello, de acuerdo con informes del Presupuesto de Gastos Fiscales y de la Ley de Ingresos de la Federación 2014 / Bloomberg]

En el momento en que uno empieza a llevar a cabo un presupuesto, es común cuestionarse si la estructura de gastos es la adecuada o si existe una fórmula 'óptima' para evaluar nuestras decisiones.

Algunos sugieren ciertas ponderaciones, pero la verdad es que dependerá de las circunstancias de la familia y, en todo caso, habrá que tomar parámetros como guía para dicha valoración.

1.- Considerar el nivel socio económico. Según el Inegi hay una gran diferencia entre los estratos de ingreso. Como punto de referencia, los más pobres dirigen 50.7 por ciento al rubro genérico de alimentos, bebidas y tabaco; mientras que los más ricos sólo 22.5 por ciento. En tanto, si tomamos el renglón de educación y esparcimiento, el porcentaje pasa de 5.6 por ciento para los que menos ganan a 20.6 por ciento para la gente con percepciones elevadas.

2.- El ciclo de vida es también un factor preponderante, pues es obvio que el destino del dinero va modificándose por las responsabilidades y preferencias. Por ejemplo, la educación es un aspecto muy relevante, pero cuando los hijos terminan se va a cero y surgen otras prioridades.

3.- Pasivos contraídos en el pasado. En muchas ocasiones la dirección del recurso va en función de las decisiones anteriores. Por ejemplo, haber optado por apalancarse con créditos para adquisiciones como una vivienda, automóvil o enceres domésticos. El margen de maniobra cae y el dinero se usa en lo básico, para hacer frente a los compromisos.

Por tanto, aunque aparezcan 'recetas mágicas' sobre cuáles son las proporciones correctas para destinar el patrimonio, cada quien lo fija con base en su propia realidad.

Sin embargo, sí es fundamental dedicar tiempo y análisis a este tema, pues debemos verificar que nuestro comportamiento financiero es el satisfactorio.

Una forma para determinarlo es preguntarnos ¿cuál es el mínimo requerido para cada concepto de gasto? Y así valorar si nos estamos excediendo.

Otro pivote importante es el ahorro. El mínimo aceptable es de 10 por ciento del ingreso y el nivel óptimo estaría arriba de 20 por ciento para cubrir los diferentes motivos que nos exigen guardar recursos para el futuro como el retiro, las compras planeadas y las previsiones de corto plazo.

Si la estructura de gasto impide ahorrar y por el contrario nos estamos endeudando, hay que cambiar el rumbo.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Cómo surgen los grandes problemas financieros?
¿Qué preguntarte antes de tomar un crédito?
¿Nuevo impulso a las Udi?