Opinión

¿Cuál debe ser el valor del dólar?

05 septiembre 2013 5:22

 
 
¿Cuál debería ser una cotización adecuada para el tipo de cambio del peso frente al dólar?
 
 
Cuando le hecho esta pregunta a funcionarios de los últimos tres gobiernos o del Banco de México, la respuesta ha sido la misma: en México tenemos un sistema de libre flotación y el mejor nivel es el que fije el mercado.
 
  
Eso supondría que el mercado es infalible y por lo tanto no tendrían ningún sentido los mecanismos de compra o de venta de dólares que de vez en vez ha establecido la Comisión de Cambios, en la que están representados el Banxico y la Secretaría de Hacienda.
  
 
Ningún economista ni funcionario con el mínimo conocimiento de la realidad pensaría que el mercado no se equivoca. Tan se equivoca, que las crisis financieras que padecemos con recurrencia son el remedio para los “errores” del mercado.
  
 
Aunque no lo admitan en público, más de un funcionario me ha señalado en privado que no le gusta nada un tipo de cambio como el que teníamos hace algunos meses, cuando estaba cerca de los 12 pesos.
  
 
De hecho, muchos se sienten más cómodos con un dólar que se ubique en 13.50 o poco más o menos.
 
 
De hecho, en el mercado corporativo, la paridad quedó ayer en 13.35 pesos, mientras que cerró en 13.54 pesos en ventanilla.
  
 
Regresemos por un momento a la vieja noción de que un tipo de cambio de equilibrio es el que se ajusta en función de los diferenciales de inflación a partir de un cierto punto en el que puede considerar como una situación de relativo equilibrio.
 
 
Con todo el riesgo que ello implica, consideremos que el punto de equilibrio estuvo en diciembre de 2007.
 
 
La cotización era entonces de 10.91 pesos por dólar. La inflación en Estados Unidos, desde entonces a la fecha, fue de 12.7 por ciento.
 
 
En México, el incremento acumulado de precios en ese lapso, fue de 25.4 por ciento.
 
 
De este modo, el diferencial de inflaciones fue de 11.7 por ciento.
 
 
Así que, según esta lógica, el precio del dólar de equilibrio debiera estar en 12.13 pesos.
 
 
Bajo esta lógica, el peso tendría una subvaluación de alrededor de 10 por ciento.
 
 
Sin embargo, en otra perspectiva, muchos empresarios cuestionan la pérdida de competitividad de las exportaciones,que le atribuyen, al menos en una parte, a la moneda demasiado fuerte.
 
 
De hecho, si se tomara como referencia el mes de diciembre de 2008, cuando el tipo de cambio estaba en 13.96 por dólar, el equilibrio del tipo de cambio se alcanzaría con un nivel de 15.15 pesos por cada divisa estadounidense.
 
 
Casi siempre habrá un punto de referencia para demostrar que el dólar está sub o sobrevaluado, en función de lo que nos interese demostrar.
 
 
El consenso sigue considerando que para fin de año tendremos ya una paridad por debajo de 13 y que seguirá bajando para ubicarse en 12.55 en agosto de 2014.
 
 
Creo que es probable que el dólar vaya a quedar más arriba.
 
 
Tengo la percepción de que los reajustes de portafolios que se van a producir cuando las tasas de interés en EU suban van a generar presiones alcistas del tipo de cambio que no van a ser compensadas suficientemente por el efecto de las reformas estructurales.
 
 
Así que no me extrañaría ver una paridad que no baja de 13 pesos en lo que resta del año y que incluso en algunos momentos puede andar por 14 pesos o poco más allá.
 
 
Un dólar ubicado arriba de los 13 no genera presiones inflacionarias excesivas, pero sí permite que las exportaciones no pierdan competitividad por efecto cambiario.
 
 
Aunque por ahora no se ve que la autoridad quiera corregirle la plana al mercado, no se extrañe que más de uno vea con simpatía un dólar que ya no baja de los 13 pesos. 
 
 
 
Twitter: @E_Q _