Opinión

Crucifixión en la playa

1
 

 

Acapulco

Alguna vez ya habíamos comentado aquí que el obispo de la prelatura de Cancún-Chetumal, monseñor Pedro Pablo Elizondo, explica que existen tres tipos de turistas religiosos: el que viaja por motivos estrictamente de fe, en su mayoría peregrinos; los que combinan durante un viaje los temas culturales con los religiosos; y los vacacionistas que, en algún momento de su descanso, acuden a una iglesia para rezar o escuchar misa.

Tal vez sea en el tercer tipo donde pudieran enmarcarse los millones de mexicanos que, con motivo de la Semana Santa, salen de vacaciones en un ambiente festivo que es difícil de conjugar con el tono de duelo y dolor que envuelven al jueves y viernes santos. La mayoría prefiere la playa y olvidarse de la razón por la cual está disfrutando de unos días de descanso.

Sin embargo, precisamente para casos como estos el clero católico cuenta con un órgano denominado Pastoral de Turismo, cuyo trabajo es evangelizar al mundo del turismo, desde los trabajadores de un hotel, restaurante o crucero, hasta los turistas mismos mientras se encuentran de viaje.

Esta área está a cargo del sacerdote Horacio Hernández de la Torre, quien vive en Mazatlán y se da sus mañas para incitar a los vacacionistas a participar de la conmemoración de la muerte y resurrección de Jesucristo, aún en plena playa.

Él mismo cuenta:
“Yo vivo en Mazatlán, la iglesia que tengo está a una cuadra de la playa. El viernes santo la iglesia la tengo vacía, todo mundo está en la playa. ¿Entonces qué es lo que hago?

“Tengo 16 años yéndome a la playa y ahí hago el vía crucis con los bañistas. Pongo todas las cruces en la playa, todas las estaciones y se va reclutando a toda la gente, se juntan más de dos mil personas y terminamos en un lugar específico.

“Desde luego, en el día tengo vacía la iglesia y entonces ¿qué es lo que tengo que hacer? Dentro de la Pastoral de Turismo acomodar mi horario, por lo que pongo un horario en la noche, que es cuando la gente ya no puede estar en la playa porque ya el Sol se metió; se están preparando para irse a la disco y mientras se van a la disco yo les hago todos los oficios de la Semana Santa.

“Esto es la Pastoral de Turismo: el acomodar horarios precisamente para que la gente, esté donde esté, ahí tenga la presencia de Dios”.
Si bien la Semana Santa es una fiesta religiosa muy importante en gran parte del mundo, y particularmente en nuestro país por ser mayoritariamente cristiano, tiene más peso el hecho de que esta conmemoración propicia el periodo vacacional más importante del año, por la gran cantidad de gente que se desplaza en tan sólo un par de semanas, ya que también se incluye la festividad de la Pascua.

Según un estudio realizado por la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur), un total de 10 millones 541 mil mexicanos se moverán por el territorio nacional (hay que recordar que el turismo doméstico representa entre 80 y 85 por ciento del total de visitantes en México), aunque sólo dos millones 860 mil pasarán una o más noches fuera de su casa, en tanto que el resto serán excursionistas, como se les llama a los que no duermen en el lugar que visitan, sino que ese mismo día regresan a su lugar de origen.

Además, a esta cantidad de viajeros habrá que sumar casi tres millones 200 mil turistas más, que será el número de extranjeros que entrarán y saldrán del país durante este periodo, por lo que en total serán casi 14 millones de viajeros los que ya se están movilizando por todo el territorio nacional.

La Fematur calcula que todos ellos gastarán casi 20 mil millones de pesos durante la Semana Santa y Pascua.

Andrés Sucre, uno de los fundadores de Reserbus.com, asegura que en estas vacaciones su venta de boletos de autobús se eleva 40 por ciento, por lo que las líneas de autotransporte este año incrementaron sus corridas a Acapulco, Puerto Escondido, Ixtapa, Ciudad Juárez, Matamoros y Nuevo Laredo, principalmente.

No cabe duda de que las economías de muchas ciudades sufrirían si no existieran estas vacaciones santas, pues los vacacionistas prefieren la playa a la iglesia.

También te puede interesar:
Los discursos del Tianguis Turístico
2014, el año del milagro turístico
¿El Tianguis Turístico tiene que ser para un priista?